Inicio Noticias (Opinión) El estrés: Cómo gestionarlo. Por Viviana Colmenares

(Opinión) El estrés: Cómo gestionarlo. Por Viviana Colmenares

Por Viviana Colmenares
203 Lecturas
EL ESTRÉS: COMO GESTIONARLO
Maracaibo, 21 de enero 2020.

El estrés es una reacción física, emocional y mental a una o varias situaciones que exigen rendimiento o capacidades superiores a lo que consideramos como normal. Por ejemplo: una separación de la pareja, pérdida del trabajo, problemas económicos. Todos ellos son situaciones que demandan mayor energía física, mental y emocional para poder manejarlas.

El estrés tiene diferentes niveles de complejidad, según cómo sea el modo en que lo manejamos. Un poco de estrés, nos puede activar, nos estimula a tomar acción, hace brotar ideas para resolver. Sin embargo, cuando sobrepasa las capacidades puede llegar a niveles agudos o crónicos.

Llegamos a un nivel agudo de estrés, cuando ocurre un hecho del que no tenemos control, por ejemplo: un asalto, un accidente, un hecho lamentable en la familia, un hecho social violento, así como también puede ocurrir algo en el trabajo que nos preocupa y demanda más de nosotros. Otro nivel de estrés, es el crónico, representa situaciones cotidianas repetitivas de las cuales no ejercemos el control adecuado y oportuno, considero que el nivel crónico de estrés es el más grave, porque va desarrollándose consciente e inconscientemente, como por ejemplo: la sobrecarga de trabajo, auto exigencias en los roles (padre, madre, pareja, ciudadano, entre otros).

El estrés no controlado, deja consecuencias físicas como enfermedades o trastornos que aquejan constantemente y pueden llegar a agravarse. También tiene consecuencias mentales y emocionales manifestándose en desconcentración, ineficacia, ansiedad, depresión, reacciones afectivas inadecuadas, sentimientos negativos y relaciones sociales afectadas. Todo esto nos perturba enormemente a nosotros mismos y nuestro entorno, entonces ¿Qué hacer?.

Aquí te explico varias herramientas para la gestión eficaz del estrés, que incluye ejercicios para balancear emociones, pensamientos y conductas:

1) Identifica las situaciones estresantes: para conocer y priorizar las situaciones que nos afectan.

2) Modifica tus hábitos emocionales: el aprendizaje de nuevas conductas emocionales, ayuda a manejar las emociones negativas presentes. Por ejemplo, cuando hay ansiedad aplicar métodos de relajación, respiración.

3) Reestructura tus pensamientos: tomando conciencia de los pensamientos que sobrevienen ante la situación estresante, anotarlos y cuestionar su validez. Por ejemplo: ante una situación en el trabajo pensar “es que yo no soy capaz”, identificarlo, buscar el por qué pienso eso y cambiarlo por “Soy sumamente capaz”.

4) Piensa en positivo: hazte diariamente autoafirmaciones que creas realmente, haz una lista de todos tus triunfos y logros alcanzados y repítelos a ti mismo una y otra vez. Aquí veremos que en la mayoría de los casos, estamos auto exigiéndonos, lo cual genera estrés crónico.

5) Organízate: esto implica que conscientemente deberás hacer una programación de las actividades que dependen de ti para afrontar la situación estresante. Aquí te darás cuenta que hay acciones que no dependen ti, ante esta situación Libérate de la responsabilidad y el peso emocional que te genera y gestiona tu agenda eficientemente.

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

También puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados