Harare, 7 de agosto de 2019 (EFE). El Programa Mundial de Alimentos (PMA) hizo hoy una petición de emergencia para Zimbabue de 331 millones de dólares (295 millones de euros), a fin de prevenir la inseguridad alimentaria que podrían afrontar más de 5 millones de personas a principios de 2020 a causa de la sequía.

«Estamos hablando de personas que realmente caminan hacia la inanición si no les ayudamos», aseguró en un comunicado el director ejecutivo de esta agencia de la ONU, David Beasley, quien el número actual de zimbabuenses en riesgo de hambruna en 2,5 millones.

«Estamos enfrentando una sequía como ninguna de las que hayamos visto en mucho tiempo. No podemos darnos el lujo de quedarnos de brazos cruzados mientras arde Roma», añadió Beasley.

La cosechas de maíz de este año se han visto arruinadas por la falta de lluvias y, en el oeste del país, por la irrupción del ciclón Idai a mediados de marzo, que dejó un saldo total de más de un millar de muertos entre Zimbabue (344), Mozambique (603) y Malaui (56).

Esto ha provocando que al menos un tercio de la población zimbabuense (que suma unos 16, millones de habitantes) necesite ayuda alimentaria antes de la próxima cosecha prevista para marzo de 2019.

Además, la grave recesión económica que padece esta nación del sureste africano -con una tasa interanual de inflación que se acerca al 200 %- dificulta también que los ciudadanos puedan adquirir productos básicos como azúcar o aceite para cocinar.

Después de los 37 años en el poder del expresidente Robert Mugabe, el actual jefe de Estado de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, no ha logrado que el país recupere cierta estabilidad económica en su más de año y medio de mandato. (EFE)

También puede leer en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram