Inicio Noticias (Opinión) El Mundo y Venezuela ¿vuelta a la escuela? Por Alejandro Sauce

(Opinión) El Mundo y Venezuela ¿vuelta a la escuela? Por Alejandro Sauce

Por Punto de Corte
308 Lecturas
Alejandro Sauce

¿Cumple Venezuela con las recomendaciones dadas por la UNESCO para el retorno a las Aulas?

Caracas, 23 de septiembre de 2020.
Por Alejandro Sauce*

La pandemia del Covid-19 ha trastocado la vida cotidiana de toda la humanidad. La Educación presencial se vió afectada de manera directa durante el confinamiento global a partir de enero en China, luego en febrero en Italia y en marzo, en el grueso de los países de Europa, Asia y América Latina. En Venezuela, el lunes 16 de marzo marcó el inicio de un proceso complejo, para el cual no estábamos preparados ni a nivel gubernamental, ni los docentes o gremios educativos y menos, los representantes. Todos estábamos impávidos, con el temor de lo desconocido y, sobre todo, resguardando lo mas sagrado, la salud de nuestros niños y niñas, de nuestros hijos.

Aun así, el esfuerzo y la ética de miles de profesores, padres y familiares echaron a andar a partir de mediados de abril un año escolar atípico, donde las tecnologías marcaban la pauta a través de distintas vías, mensajes de texto, WhatsApp, Telegram como redes de comunicación, otros más osados comenzaron a utilizar herramientas para clases vía plataformas como Zoom, Skype o videos pregrabados que eran enviados por distintas plataformas y redes. Fue una hazaña lo que hicieron (hicimos, incluyéndome) los docentes y padres, para acompañar el proceso educativo desde casa, para lo cual, hacían faltas herramientas pedagógicas, servicios como un buen acceso a internet, energía eléctrica, etc.

Los meses pasaron y el Mundo comenzó a retornar a lo que se conoce como “La Nueva Normalidad”. En algunos países, incluidos varios de América Latina, como la República Oriental del Uruguay, comenzó el retorno a las aulas con las medidas del caso, desde distanciamiento social, el uso de mascarillas, aulas acondicionadas con un numero estimado de alumnos, hidrogel para las manos y en países de Europa o Asia, hasta cámaras y túneles de desinfección y termómetros en sus instalaciones, más personal de salud que aplica pruebas rápidas y frecuentes al personal docente, administrativo y otros vinculados a las instituciones.

Si, así marcha el Mundo en materia educativa, sin dejar de lado el salto al uso de la tecnología, siempre necesaria y parte de esta etapa de la globalidad y de jóvenes y niños milenials, centenials y generación internet. Muchas de estas practicas y políticas, estuvieron orientadas por la UNESCO, como la agencia de las Naciones Unidas dedicada a estos temas. ¿Cómo?. A través de un informe titulado “La Educación en un Mundo tras Covid- 19. Nueve Ideas para la acción pública”.

En líneas generales, el informe resume sus planteamientos en la necesidad de fortalecer la educación como un bien común. La educación es un baluarte contra las desigualdades. En Expandir la definición del “derecho a la educación” para que aborde la importancia de la conectividad y el acceso a la información y el conocimiento. La Comisión hace un llamado a Valorar la profesión y colaboración docente y señala que habido una increíble innovación en cuanto a respuestas de los maestros a la crisis de covid-19, con sistemas más comprometidos con las familias y comunidades que muestran resiliencia.

Un aspecto de importancia y relevancia, considerado por la mayoría de los países, es Proteger los espacios sociales proporcionados por las escuelas en lo que se transforma la educación y hace especial énfasis en la escuela como espacio físico es indispensable. La organización tradicional del salón de clases debe brindar una variedad de formas de “hacer escuela”, pero la escuela como un espacio-tiempo separado de la vida colectiva, específica y diferente de otros espacios de aprendizaje debe ser preservada.

En la Venezuela de hoy, valdría la pena preguntarnos algunas cosas, como ¿Es la educación igualitaria, reciben nuestros niños educación en condiciones de igualdad?.¿Un niño en Los Andes hoy o en Margarita, tiene las mismas condiciones y oportunidades que uno de Caracas, por ejemplo, en términos de servicios, infraestructura, conectividad, etc.?. ¿Cómo está la escolaridad hoy, tienen los padres ingresos suficientes para que esa Educación, como Derecho Constitucional sea impartida en condiciones de igualdad?.

¿Cómo está la conectividad hoy en Venezuela?. ¿Tienen todos acceso a internet?. ¿A internet de calidad, con un ancho de banda y velocidad que permita a los niños ver sus clases on line?. ¿Cómo están los servicios de energía eléctrica?. ¿Son frecuentes y estables o tienen fallas permanentes?. Incluso, escribo solo lo pertinente a servicios, porque si profundizo con relación a la generación de softwares educativos, videos tutoriales u otras estrategias, desconozco si el Ministerio de Educación dispone de estas herramientas, como en otros países con softwares de matemáticas, ciencias naturales, geometría o videos tutoriales con clases temáticas como la experiencia de “Aula 365” en la Argentina, de conocimiento público a través de un Canal en la Plataforma YouTube.

¿Se valora en Venezuela hoy, la profesión docente?. ¿Cuánto gana un docente en Venezuela?. ¿Tiene apoyo a través de programas de formación y actualización pedagógica y educativa, de políticas para acceso a viviendas dignas, seguros de salud y atención médica?. Decía el Libertador Simón Bolívar, a quien invocan permanentemente desde el Gobierno de Nicolas Maduro y que pareciera, no conocer mucho su pensamiento y obra “Los Naciones marchan hacia su grandeza, al mismo paso a que avanza su educación”. Y quienes la imparten son los maestros, los docentes especializados y los padres.

La escuela como espacio físico indispensable. Nicolas Maduro dijo públicamente, que no sabe cuando se retomaran las clases presenciales. ¿Cumplirá Venezuela con las sugerencias de la UNESCO y la OMS para tener aulas con dispensadores de alcohol, con termómetros para controlar temperatura a los alumnos, con los espacios adecuados para guardar la distancia o con personal de salud que aplique pruebas PCR al personal docente y administrativo de manera frecuente?.

Especialistas en la materia a los cuales he consultado me indican que Venezuela hoy o, mejor dicho, el Gobierno de Nicolas Maduro, está raspado y con la menor calificación en torno al cumplimiento de las recomendaciones de la UNESCO en su informe de vuelta a la Escuela en plena pandemia del COVID – 19.

Pareciera, que el Gobierno de Nicolas Maduro y su entorno cercano, tienen muy “bajas calificaciones” y “pruebas no superadas” por parte de distintas instancias de las Naciones Unidas, como el Consejo de Derechos Humanos, la UNESCO, etc. ¿Usted que opina, reprobados o no?. Saque Usted estimado lector, sus conclusiones sobre lo que vive y observa día a día con relación a la Educación en nuestro pais.

Creo que el maestro insigne de nuestra Patria, Don Simón Rodríguez, tenía mucha razón cuando dijo “Nadie hace bien lo que no sabe; por consiguiente, nunca se hará República con gente ignorante, sea cual fuera el Plan que se adopte”.

(*) Conductor de Punto de Corte Internacional. Egresado UCV. Máster en Comercio Internacional e Integración/Universidad de Montevideo, Uruguay. Máster en Marketing/Universidad Politécnica de Cataluña-España.

*Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Los comentarios están cerrados