Caracas, 9 de agosto de 2019. Este viernes en #PuntoDeCorteRadio conducido por Johan Álvarez, estuvo conversando Jesús Armas, Director de Monitor Ciudad acerca del estado de los servicios públicos que desde el año  2018 han tenido una gran conflictividad social en el área metropolitana más que todo con respecto al agua, trayendo consigo distintas protestas como lo fueron las del sector de Petare hasta Macarao, quienes fueron los primero en verse afectados con el hecho de no contar con este vital líquido por 1 semana hasta por tiempo prolongado de meses consecutivos inclusive.

Es de aquí que nace @MonitorCiudad_, quienes deciden llevar un acompañamiento a este caso, utilizando una herramienta de información geográfica y dividir el área metropolitana en 100 regiones geográficas, donde en cada una de ellas existe una comisión de 5 vecinos que semanalmente llenan una encuesta digital manteniéndolos al tanto de cómo va el agua y los demás servicios públicos, obteniendo datos reales de lo que está sucediendo con los servicios en Caracas.

Jesús Armas aseguró que “Monitor Ciudad también se ha encargado de desmontar mitos, por ejemplo; Hidrocapital en 2018 intentó generar una narrativa y decirles a los ciudadanos de Caracas que no había agua por culpa de la lluvia y las condiciones climatológicas, siendo esto totalmente falso. El embalse de Camatagua que es uno de los principales embalses surtidores de esté líquido vital, está lleno, pero hay un tema de bombeo y voluntad política de Hidrocapital y de falta de mantenimiento”.

El ex concejal de Libertador aseguró que, en 6 meses de monitoreo del tema del agua, en cuanto a calidad se logró demostrar que “el 70% de los caraqueños dice no recibir suficiente agua, arrojando como resultado que ese mismo porcentaje no recibe 50lts de agua al día que es lo mínimo que debe recibir una persona para poder asegurar que se cumple su derecho humano al agua”.

Armas, indicó que la distribución debe ser permanente y que la mayoría de los ciudadanos debería estar familiarizado con un “razonamiento no organizado” que permita, por lo menos, planificar. “Hay momentos en los que los ciudadanos pueden contar con el servicio por 3 días máximo consecutivos como pueden dejar de tenerlo por 2 o más semanas, teniendo costos materiales y no materiales. De  los materiales se ha monitoreado que una persona está gastando alrededor de 17 mil bolívares a la semana para poder llevar agua potable a su hogar, hay otros más pudientes que gastan 100$ aproximadamente, adquiriendo cisternas, hay quienes no confían en el agua por tuberías y deciden comprar agua embotellada y hay quienes se ven en la necesidad de pagar a alguien para que les pueda llevar una o dos botellas de agua que recolectan en un punto específico y se lo lleven a su casa, recibiendo el nombre de gasto por acarreo”.

Por último, exhortó a tener cuidado de donde se abastece de agua, ya que a su juicio no todos los manantiales naturales están aptos para el consumo humano, que pudiera generar como consecuencia, enfermedades estomacales, y produciendo a su vez, un gasto mayor debido a los altos costos de las medicinas en el país.

Finalizó asegurando que tras un previo estudio de calidad para el consumo humano en los 3 sistemas Tuy, “se llegó a la conclusión que ésta agua en su mayoría está apta para su consumo, pero al momento en que deja de correr por las tuberías durante 2 o 3 días, éstas, se van llenado de insectos, basura y una cantidad de microbios que hace que cuando llegue el agua a los hogares esté contaminada”.

Vea la entrevista completa aquí:

Vea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram