Inicio Opinión (Opinión) Embargo o Bloqueo, ¡Claro que importa! Por Gladmar Saverio Vivas

(Opinión) Embargo o Bloqueo, ¡Claro que importa! Por Gladmar Saverio Vivas

Por Punto de Corte

Hace pocos días el gobierno de Donald Trump, decidió que no va hacer negocios con ninguna persona o institución que tenga vínculos con el régimen de Nicolás Maduro. Por esa razón, funcionarios del gobierno madurista (apoyados por sus aliados políticos en todo el mundo) han iniciado una nueva campaña mundial para afirmar que «Venezuela es víctimas de un embargo y bloqueo comercial del imperio norteamericano». Increíblemente, esta afirmación ha sido avalada por importantes medios de comunicación de la oposición venezolana, e incluso por la oficina de prensa de la Presidencia interina de Venezuela.

Revisemos el tema:

¿Es un embargo y/o bloqueo contra Venezuela ?

Un embargo es una retención de bienes por mandato de la ley. Es cuando se asume el control legal del bien de un sujeto o compañía, para asegurar que cumpla el pago de una obligación contraída que no haya pagado, y porque existen dudas ciertas de que el deudor pague.
Un bloqueo (desde el punto de vista estratégico) es cualquier esfuerzo para evitar que suministros, tropas, información o ayuda alcancen una fuerza rival.

Claramente la acción de EEUU, no es un embargo contra Venezuela, pues este país no está embargando bienes de la república ¡Ni siquiera en el caso de PDVSA-Citgo vs Cristallex!. Tampoco es un bloqueo contra Venezuela, porque cualquier persona o institución venezolana no vinculada al régimen de Maduro, puede realizar acuerdos comerciales con empresas en EEUU, siempre y cuando no tenga nada que ver con el gobierno madurista. Así pues, el termino más correcto para referirse a las nuevas sanciones de EEUU contra el régimen de Maduro, es simplemente “sanciones”. ¡No Embargo! ¡Ni Bloqueo!

¿Contra quien son las nuevas sanciones?

Estas nuevas sanciones del gobierno de EEUU, son estrictamente contra el régimen de Nicolas Maduro. ¡No debe haber ninguna duda!…

Ninguno de mis humildes vecinos de Catia, 23 de enero, El Junquito o La Pastora en Caracas, tiene prohibición del Departamento del tesoro estadounidense, de comerciar con empresas en territorio de EEUU. Las sanciones son específicamente (y hay que repetirlo mil veces) contra la legión de corruptos y ladrones enchufados al régimen de Maduro; que durante más de una década se han enriquecido recibiendo dolares preferenciales, para comprar en el «imperio», para luego revender en Venezuela. Así que a otro con ese cuento del bloqueo y embargo imperial.

Que «las sanciones terminan afectando también a la población más humilde de Venezuela». ¡En efecto!… Los venezolanos estamos bloqueados por el régimen de Maduro. Nos bloquea el acceso a divisas, alimentos, medicina, educación, justicia, a libertad ¡El régimen de Maduro nos bloquea el acceso a una Venezuela mejor!… Claro que nos afecta que la banda de secuestradores que tiene de rehén a Venezuela, no reciba más permiso para comerciar en EEUU. Nos afecta, porque ese régimen usurpador y secuestrador tendrán dificultades para controlarnos a nosotros: Los hambrientos rehenes. Pero nadie puede salir a defender a la banda de Maduro, debido a nuestro sufrimiento como rehenes. Más bien, todos deberían expresar un firme «!Enhorabuena!», porque ¡al fin!, alguien poderoso parece presionar verdaderamente al régimen madurista para que se vaya. Y eso (pese a la difícil situación de nosotros los secuestrados o desplazados), llena de esperanza a todos los venezolanos.

Sacrificio

Me recuerda esta firmeza que invoco para apoyar los esfuerzos contra el régimen, a la firmeza con que (en el pasado) muchos chavistas decían: «con hambre o desempleo, por Chavez me resteo». Hoy toda Venezuela debe decir, «con hambre, persecución, cárcel, muerte inminente o desempleo, ¡Contra la dictadura me resteo!». Todo lo que sea necesario sufrir para salir de esta desgracia, debe ser soportado como un in-exigible sacrificio más necesario para salir de régimen.

Entonces…

¿Por qué oficialistas y opositores hablan de embargo y bloqueo?

A mi juicio, unos para victimizarse, y otros por no investigar.

Para el PSUV, ellos son “las victimas” de una agresión canalla del imperio norteamericano, que no respeta el derecho del régimen de Maduro a someter con hambre o balas a 30 millones de venezolanos. Y para la mayoría de la oposición, es “bloqueo o embargo”, porque lo leyeron en twitter o en un medio opositor ¡que tampoco investigó!… Pero el problema con esta ligereza opositora para definir a las nuevas sanciones, es que terminan siendo un grave error, que le hace el juego mediático al régimen.

Puede parecer insignificante, pero la población más pobre del país; esa que no tiene televisión por cable; esa que solo ve Venezolana de Televisión, repeticiones de programas de Telesur y RT; esa que escucha solo las emisoras de radio controlada por fanáticos oficialistas ansiosos de ganar contratos por ser más madurista que Maduro; esa población pobre está sometida a un continuo lavado de cerebro. Y por tanto, en breve muchos de ellos considerarán que (si bien Maduro no es un gran gobernante), la culpa de sus desgracias es el bloqueo y embargo del imperio norteamericano.

¿Qué es lo correcto?
Lo correcto es calificar las nuevas sanciones, como sanciones, porque esa es la calificación más acertada. No hay mas que agregar.

Por: Gladmar Saverio Vivas @SaverioVivasVolviendo a la lucha escrita.

* Punto de Corte no se hace responsable de las las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Puede leer otros artículos de opinión de Gladmar Saverio Vivas click aquí

Artículos Relacionados