Managua, 08 de septiembre de 2017. Antes de establecer relaciones comerciales con Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), el consejero económico de la Embajada de Estados Unidos en Managua, William Muntean, exhortó a empresas de capital estadounidense radicadas en Nicaragua consultar con la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro sobre los riesgos o sanciones a los que se exponen, tomando en cuenta que esa empresa tiene como socia principal a Petróleos de Venezuela SA, que está castigada por EE.UU.

La advertencia se extiende a los ciudadanos de Estados Unidos y a personas que poseen tarjeta de residencia de ese país, señaló Muntean, quien explicó que tampoco se deben establecer de manera directa o indirecta relaciones financieras o comerciales con 22 funcionarios de Venezuela, que el gobierno de Donald Trump ha sancionado ante los atropellos a los derechos humanos y los retrocesos en la democracia en el país sudamericano.

Las operaciones de Albanisa

Entre estos funcionarios figura el presidente de esa nación, Nicolás Maduro. Desde su creación, Albanisa es la entidad rectora de los negocios entre Nicaragua y Venezuela, mediante la cual inclusive se realizan las exportaciones hacia ese mercado. Además bajo el alero de Albanisa operan en el país otras empresas vinculadas a distintas actividades económicas.

“Las transacciones prohibidas son transacciones comerciales o financieras y otras transacciones en las que personas estadounidenses no pueden participar a menos que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) lo autorice o exima expresamente por Ley. No hay un monto mínimo o máximo sujeto a las regulaciones”, explicó.

El funcionario explicó que a petición de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), este jueves se realizó una videoconferencia con un funcionario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en la que empresarios locales de distintos sectores evacuaron varias dudas sobre este tema.

Entre las inquietudes que expresaron los empresarios resaltaron las relaciones con Albanisa. Al respecto, Muntean dijo “porque PDVSA es el dueño de más del 50 por ciento de Albanisa, había muchas preguntas sobre el efecto de estas sanciones en Albanisa. La orientación era que los ciudadanos y las entidades estadounidenses debían revisar de cerca todas las transacciones con Albanisa para asegurar el cumplimiento de las sanciones OFAC”.

No obstante, el funcionario recordó que las prohibiciones alcanzan a aquellas empresas donde algunos de los sancionados tengan una participación accionaria de un cincuenta por ciento o más.

“Las personas estadounidenses deben tener cuidado al realizar negocios con entidades no bloqueadas (no sancionadas) en las que están involucrados individuos bloqueados (sancionados)”, indica.

Las sanciones por el gobierno de Donald Trump fueron emitidas en cuatro períodos: el 26 de agosto 2017, el 9 de agosto 2017, el 31 de julio 2017 y el 26 de julio 2017.

Con información de www.laprensa.com.ni