Inicio Opinión (Opinión) En buena LID. Por Joao Da Silva

(Opinión) En buena LID. Por Joao Da Silva

Por Punto de Corte
En buena LID. Por Joao Da Silva.

Caracas, 17 de octubre de 2017

Por: Joao Da Silva

@JoaoPDaSilvaL

Saludos a la gran familia venezolana. Reflexionando ante la capacidad de resistencia que ha demostrado nuestro pueblo, al soportar a diario tantas vicisitudes que afloran en un país tan empobrecido y carente de servicios básicos como el nuestro. Pero esta situación no puede ser entendida de manera deportiva, asumiendo que somos gente sumisa, que somos capaces de “aguantar la pela” o que religiosamente ponemos la otra mejilla, porque nos merecemos esa penitencia. Nada de eso debe asumirse como tal.

Es cierto, que somos hijos de libertarios luchadores desde los tiempos prehispánicos y durante el período colonial, pero también lo somos de honrosas generaciones dedicadas a defender el sistema democrático en Venezuela.

Me atrevo a decir que hemos fracasado en la intención de organizarnos, porque no logramos alcanzar la unión requerida para emprender la ruta de la libertad, retomar el hilo constitucional y vivir en democracia. Todo esto queda reflejado en lo más inmediato que tenemos, como es poder convivir en comunidad.

La realidad de compartir un ámbito vecinal es compleja, debido a lo heterogéneo que somos como personas, sumándole nuestras costumbres familiares, ideología política, creencias religiosas entre otros aspectos a considerar. La voluntad de organizarse comunitariamente deberá surgir como iniciativa de los propios habitantes, integrados por personas naturales y jurídicas de un determinado sector, dispuestos a participar activamente en la estructuración de un ente local que vele por la calidad de vida en comunidad.

Corresponderá a los residentes mantener la autonomía como comunidad organizada, realizar diagnósticos locales, puntualizar prioridades, desarrollar proyectos, garantizar el funcionamiento de los servicios básicos y promover la paz en su territorio vecinal. Desde el punto de vista del soporte legal, nuestra Carta Magna en su artículo 5, establece que “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo”; entendiéndose que las comunidades pueden por sí mismas resolver problemas de su cotidianidad. Asimismo, el artículo 62 determina que para lograr el protagonismo de la población y se garantice su completo desarrollo, “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas (…) Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica”.

Por su parte, el artículo 184 contempla que “La ley creará mecanismos abiertos y flexibles para que los Estados y Municipios descentralicen y transfieran a las comunidades y grupos vecinales organizados, los servicios que éstos gestionen previa demostración de su capacidad para prestarlos”. La tarea a emprender por cada uno de nosotros, es motivar en nuestros hogares y sectores residenciales en general, el interés de posesionarse como comunidad vecinal organizada, más allá de actuar como anarquizadas sucursales partidistas, condicionadas a directrices ajenas a la realidad específica del ámbito territorial.

Llegó el momento de hacer valer los preceptos constitucionales como un acto democrático en libertad, que nos permita desenvolvernos individual y colectivamente, como ciudadanos venezolanos que deseamos mejorar nuestra calidad de vida. No basta la queja eterna ni el desgaste de la denuncia sin respuesta. Definitivamente, la organización es la única solución con la cual contamos nosotros. Con fe, esperanza y optimismo venceremos las sombras. Hasta  la próxima.

Correo: joaop_da_silva@hotmail.com

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

Deje un comentario