Caracas, 09 de septiembre de 2019. Hoy en cabina de #PuntoDeCorteRadio, Johan Álvarez conversó con el economista Aaron Olmos, quien en su segunda visita al programa expresó que “más que un ajuste salarial es necesario un desmontaje del modelo” en referencia a la mención que se hizo sobre los anuncios esperados para el día viernes 06 de septiembre por parte de Nicolás Maduro y que terminó en un bono otorgado a través del carnet de la patria. Según el economista, se han visto que a través de estos, y de manera rutinaria, se ha aumentado el salario en fechas muy particulares, “comenzando el año, generalmente hay un ajuste, en el mes de abril para el comienzo de mayo y día del trabajador, ente septiembre – octubre y ha sido como la respuesta recurrente por porte del ejecutivo a la perdida del valor del bolívar”.

Con respecto al monto del salario actual, Aaron afirmó que recibir un salario mínimo de 40 mil bolívares más un complemento de 25 mil, para llegar a 65 mil bolívares, con lo que “ni siquiera se compra un cartón de huevos” y tomando en consideración que se está iniciando el último cuatrimestre del año, “no es suficiente para todos los gastos que vienen, por lo menos, en una o dos semanas comienzan las clases en todo nivel académico, pero también viene el Béisbol, aunque parece una tontería, a partir del 19 de Octubre, y sigue Navidad. Ya se escuchan gaitas en la radio, son los últimos meses del año de más gastos. Realmente nadie puede, con un salario mensual de 1.71 a 1.43 dólares y diario de 5 a 6 centavos de dólar; costear todo lo venidero. Entonces, el aumento salarial tiene que venir”.

Así mismo, manifestó su preocupación en cuanto a los parámetros a tomar en consideración en un aumento de salario, puesto que se tiene que ser un parámetro en existencia de aquella tripartita que existía hasta el año 2004, donde gobierno, empresarios y obreros se sentaban a discutir por qué porcentaje era el aumento, cosa que no existe desde el mismo 2004, haciéndose ajustes salariales de manera discrecional y desde el 2018 se está utilizando el famoso Petro como un elemento referencial, pero este desapareció de la página del BCV como indicador, porque sigue estando a precio de 80 mil pero ahora se tienen 2 Petro, cosa que solo ellos entienden”.

Recordó que a nivel salarial se tiene un petro en 80 mil, que sigue siendo el famoso “medio petro” y el Petro de plan de ahorro, que llegó a estar casi en un millón 200 mil bolívares, porque pende del tipo de cambio oficial del BCV. A este punto ocurrió la especulación de, si se iba a incrementar el salario en función de ese petro de 80 mil bolívares o en función del otro; cuyo monto, en relación al petro fluctuante, daba una suma total de 600 mil bs. “Cualquiera que sea la cifra, va a ser insuficiente porque una canasta básica decente para un hogar cuesta 3 millones y medio de bolívares” exclamó Aaron.

En relación a la nueva lista de precios y haciendo función de su profesión, indicó “que en muchas ocasiones producen la desaparición de productos en los supermercados, por ser propio de la nueva economía; es decir, cuando se controla el precio de algo automáticamente desaparece de los anaqueles formales, eso sí, los ves mucho más adelante a nivel informal en la calle, demostrando que los controles de cambio nunca han sido suficientes, aunque esté creado un documento formal que maneje una estructura de costo llamada Sundde, que sigue existiendo, y aun así nada de eso ha sido eficiente; porque en definitiva cada vez que se controle el precio de un bien, este desaparece formalmente. Y si el bien está controlado a 5, lo consigues en la calle a 37 o en 40 y hasta en 50, y la persona por necesidad, el poco dinero que obtiene termina orientándolo a ese bien”.

Por otra parte, aseveró que antes de una medida de control de precios, se debe es incentivar la producción, ya que a su juicio la inflación tiene un componente monetario; «si se llenan todos los anaqueles de bienes y servicios hechos en Venezuela, buena cantidad de cosas comienzan a corregirse”. Apuntó para Punto de Corte Radio que eso no es tanto un tema de seguimiento, sino estructural; donde se debe cambiar “la receta de estos últimos 5 años que sigue llevando los mismos ingredientes: aumentos de salarios, bonos o transferencias, controles de precios, desaparecen los bienes, aumentan los precios nuevamente escasez y el problemático empresario”.

Vea la entrevista completa aquí:

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram