Inicio Noticias (Opinión) Escenarios en la coyuntura. Por Ricardo Ríos

(Opinión) Escenarios en la coyuntura. Por Ricardo Ríos

Por Punto de Corte
407 Lecturas
escenarios coyuntura
Caracas, 03 de febrero de 2020.

Sun Tzu, autor de la célebre obra de estrategia El arte de la guerra, recomendó hace más de 4000 años que al enemigo no hay que subestimarle. Apelar a la idea que el adversario “es bruto” es probablemente la mayor evidencia de incapacidad estratégica que se pueda declarar.

Una cosa es que el enemigo sea cruel e inescrupuloso, y otra muy distinta es que sea tonto. Es esperable que el otro tome las decisiones que maximice sus beneficios y aminore sus costos; esto evaluando sus posibilidades en el contexto.

En este sentido, vale la pena analizar cuáles son las posibilidades del gobierno dada las circunstancias.

Simplificaremos el análisis basándonos en una matriz que maneje dos temas sobre los que (la cúpula) tiene que tomar decisiones (Económico y/o político) y dos opciones en cada uno de ellos (CEDER o NO CEDER). De tal manera obtendremos 4 combinaciones posibles, simplificando el análisis por supuesto.

¿Qué pasa si No Cede en lo político ni en lo económico?

Lo primero que hay que señalar es que este no pareciera ser el escenario más probable, en vista de lo observado desde el segundo semestre del año 2019, cuando se realizaron una serie de reformas pragmáticas (insuficientes y desordenadas, pero realizadas a fin de cuentas).

En cualquier caso el resultado sería una profundización del colapso económico y el avance hacia una dictadura totalitaria. En ese escenario (que sólo seria causado por un Intento rígido de mantener el poder junto a desacuerdos irreconciliables entre los grupos que controlan el gobierno) las consecuencias serían catastróficas, no sólo para el país, sino también para las cúpulas del poder y el chavismo en general, pues se presentarían rupturas definitorias y la pérdida de “lealtades”  y la profundización de un Estado fallido.

¿Qué pasa si No Cede en lo político pero SI cede en lo económico?

En este escenario el resultado sería una liberalización económica parcial que lograrían seguir manteniendo “lealtades” en vista del beneficio económico obtenido por un Estado mínimamente viable (cosa que no pueden mantener con un Estado en colapso absoluto, pues -por ejemplo- para mantener el beneficio a los grupos que contrabandean la gasolina, hay que importar y pagar la gasolina a precio internacional, y para eso se necesita un mínimo de operatividad y flujo de caja). Esto implicaría un relativo dominio institucional y mínimas mejoras económicas generales.

En cuanto a lo político significaría la realización de unas Elecciones Parlamentarias sin cambios sustantivos en las condiciones electorales. Esto implicará la demolición de posibles puentes diplomáticos, con la consecuente agudización de la pérdida  margen de maniobra internacional.

¿Qué pasa SI Cede en lo político pero NO cede en lo económico?

En este caso (cuyo origen también sería producto del desacuerdo y/o las contradicciones en la cúpula) el resultado sería una mayor informalización de la  economía  y al no haber mejoría económica para el Estado y la sociedad, la consecuencia será la Incertidumbre, lealtades dudosas, inestabilidad institucional y envilecimiento social(es preciso acotar que el beneficio producto de la explotación de actividades ilícitas, no va a las arcas del Estado, y sólo enriquece a  la cúpula de los grupos, no a su base).

No obstante, es posible la realización de unas Elecciones Parlamentarias con mejoras en las condiciones (aunque no óptimas) cuyo origen sería –como ya se dijo- producto de un quiebre parcial de la cúpula, cuyo sector propicie una transición. El incentivo para tal acción estaría motivado en mantener opciones de negociación (internas y externas).

¿Qué pasa SI Cede en lo político y también  cede en lo económico?

Este tampoco pareciera ser el más probable de los escenarios. Pero en tal caso, significaría una liberalización económica y la realización de unas elecciones libres y competitivas. ¿Qué empujaría a la cúpula a aceptar ese suicidio político? Esto sólo sería causado por una mezcla de factores como una Inviabilidad económica absoluta para lograr gobernabilidad (del Estado y los grupos), una presión interna y externa total (la cúpula estaría presa en el país, experimentarían una pérdida de base de apoyo y erosión aún mayor de la FANB) lo que llevaría a un quiebre definitorio en la cúpula, y una fracción, estimulada por un PUENTE DE ORO, decida ceder todo para salvarse.

La limitación es que dicho puente (que primero habría que tender) es que sería de una sola vía y con un solo canal (es decir, no se puede retornar y además caben muy pocos en el).

No obstante, es esperable que el sector de la cúpula que no acceda al puente, se atrinchere y entorpezca el proceso de transición, y aunque quizá no logre impedirlo, puede causar unos daños de consideración. Ricardo Ríos, Analista de entorno y riego político. Presidente de Poder & Estrategia.

Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

También puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

(Opinión) La tolerancia es la virtud que hace posible la paz. Por Henry Cabrera - Punto de Corte 04/02/2020 - 15:57

[…] (Opinión) Escenarios en la coyuntura. Por Ricardo Ríos […]

Los comentarios están cerrados