Inicio NoticiasInternacionales Experto Victor Mijares sobre caso Venezuela:”China no quiere provocar a EEUU”

Experto Victor Mijares sobre caso Venezuela:”China no quiere provocar a EEUU”

Por Indira Crespo
Mijares

Caracas, 11 de febrero de 2019/.- El portal Silla Académica entrevistó a Víctor Mijares, profesor del Departamento de Ciencia Política en el área de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Los Andes, venezolano y experto en política exterior de Venezuela, quien entre otros artículos publicó en 2017 “Soft Balancing the Titans: Venezuelan Foreign-Policy Strategy Toward the United States, China, and Russia”.

Mijares analiza las posibilidades de desenlace de la situación y sobre todo la influencia que pueden tener tres potencias como Estados Unidos, Rusia y China, cuyos intereses y nivel de compromiso con Venezuela son diferentes. 

Venezuela es el teatro de operaciones de los tres titanes en América Latina.. Para entender lo que pasa en el país es necesario mirar más hacia las dictaduras de países africanos, con caudillos militares, con mafias que controlan recursos naturales y con la presencia de muchas potencias jugando a tener incidencia en lo que pasa política y económicamente en esos lugares” explica.

A su juicio, “ese tipo de dictaduras son más desastrosas que las dictaduras militares clásicas estilo Pinochet, en la que con su caída, cae todo el gobierno y viene entonces la transición”.

Sobre la presencia de China, Rudia y EEUU, en el conflicto venezolano, el experto detalla que la Otan hace frontera con Rusia a través de la relación cercana que tienen la Unión Europea con Ucrania y Estados Unidos con Georgia, por ejemplo”.

“Estados Unidos tiene, además, una estrategia llamada el “pivote asiático”, consistente en hacer presencia naval permanente en la periferia de China.. Mientras Estados Unidos tenga presencia allá, Rusia y China van a tratar de tener presencia también en este hemisferio. Lo que es igual no es trampa”, advierte.

Subraya que “Hugo Chávez y después Maduro entendieron ese juego de contrabalance y por eso es que han permitido que lleguen buques o bombarderos estratégicos rusos al puerto de la guaira o al aeropuerto de Maiquetía”.

Sin embargo, señala “que el nivel de compromiso de Rusia hacia Venezuela es mucho más intenso que el de China”.

“China ha apoyado al chavismo, con Chávez y Maduro, pero nunca al nivel de Rusia. Ésta no tiene la musculatura económica de China pero sí ha apoyado a Venezuela con facilidades en materia de tecnología militar y ha hecho presencia militar en ese país en varias ocasiones” dice.

Explica que “China tiene intereses mucho más amplios y globales que Rusia. Su interés es el dominio de la esfera económica mundial. Ser reconocido mundialmente como la nueva gran potencia del mundo cuyo auge es pacífico. Por eso no puede comprometerse de la misma manera con Venezuela, que Rusia. No quiere provocar a Estados Unidos”.

“Rusia, por el contrario, quiere convencer a los demás países de que es una potencia agresiva pues su poder es militar y para que sea reconocido como tal tiene que ser una amenaza creíble”, agrega.

Agrega además que “en Rusia hay grupos con intereses especiales, financieros, mafiosos, que ejercen presión sobre el Kremlin, pero Rusia es Putin, tiene su propio zar, cuyo poder de decisión es mucho mayor que el de cualquier líder chino”.

Señala que en cambio “China tiene una burocracia enorme y hay muchos grupos, sobre todo generacionales, que están compitiendo por el poder”.

“Si me preguntan si es posible que estos países modifiquen su apoyo a Venezuela, mi respuesta es muy difícil que lo hagan, pero de suceder, primero cambian de opinión los chinos. No tienen ningún problema en hablar con Juan Guaidó, de hecho estoy seguro que ya lo están haciendo porque tienen muchos intereses y son muy pragmáticos. Con los rusos no sé”, dice el profesor.

“Venezuela sabe que cuenta con Rusia, pero con China podría no contar en una situación demasiado crítica en la cual se tengan que confrontar directamente con Estados Unidos en un plano militar porque no se van a arriesgar a una guerra con ese país. No lo hicieron por Taiwán ¿lo van a hacer por Venezuela?”, cuestiona Mijares.

Las opciones de China en Venezuela:

Para China, la primera opción es que Maduro se mantenga en el poder y estabilice la nave, de manera que pueda tener mayor incidencia en lo que pasa en Venezuela. La segunda mejor opción para es el chavismo sin Maduro. Porque ese régimen es su aliado ideológico y es mucho mejor tener como socio económico a alguien que piensa como tú”, indica

“Como última alternativa está un gobierno ideológicamente adverso pero que respete sus inversiones. Juan Guaidó o cualquiera que llegue nuevo a gobernar Venezuela deberá ser lo suficientemente racional para aceptar que sin China no va a poder avanzar”, destaca.

Posición rusa

“Para Rusia, Guaidó no es una alternativa. Porque la forma en que Rusia quiere hacer presencia en Venezuela es muy diferente a la de China y no tiene su capacidad económica para presionar a futuros gobiernos adversos a sus intereses” advierte el experto en política exterior..

Sin embargo, “no veo tropas oficiales rusas haciendo el trabajo. Podría haber un conflicto delegado” considera.

Además “no veo a las fuerzas militares venezolanas suficientemente capaces de confrontar a otras fuerzas y no veo a la población civil, más allá de los colectivos, uniéndose, pues está en una condición muy precaria”.

¿Intervención militar a la vista?

Victor Mijares asegura que ni Estados Unidos, ni Rusia ni China quieren intervenir militarmente, todos están tratando de demostrar que van a seguir adelante hasta las últimas consecuencias. Por eso es que Marco Rubio decía que Estados Unidos no podía descartar nada. Con eso no está sugiriendo que van a desplegar marines. Se trata de una amenaza del uso de la fuerza para convencer al otro que se está dispuesto, aunque no lo esté”.

Conclusiónes:

1.- Rusia necesita apuntarse un éxito demostrando que ha estado firme al lado del gobierno venezolano porque eso crea confianza en otros países aliados suyos. 

2.- A China le interesa mostrar que tiene el peso suficiente para, a través de declaraciones diplomáticas, hacer valer su peso económico en el mundo.

3.- Para Estados Unidos, y especialmente para Donald Trump, lograr una transición pacífica en Venezuela sería un resonante triunfo de cara a las elecciones de 2020.

La entrevista completa en Silla Académica

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram


Artículos Relacionados