Inicio NoticiasEconómicas Exportaciones petroleras de Rusia hacia Estados Unidos aumentaron 78,6%

Exportaciones petroleras de Rusia hacia Estados Unidos aumentaron 78,6%

Por Mariana Moreno
211 Lecturas
Dip. Dávila asegura que en 4 meses, el régimen le ha regalado a Cuba 72 mil barriles de petroleo

Caracas, 25 de junio de 2020. Las exportaciones petroleras de Rusia hacia Estados Unidos aumentaron 78,6% en el primer trimestre de 2020, comparados con el mismo período de 2019.

En un año, Rusia pasó a ser el tercer suplidor de crudo y combustibles del mercado estadounidense. Solo lo superan Canadá y México.

Esa posición la alcanzó gracias a la desaparición de Venezuela, afectada por las sanciones que impuso el gobierno de Donald Trump, y por los recortes que ha realizado Arabia Saudita.

Paradójicamente Rusia ha sido el mayor aliado del régimen venezolano ante las medidas de Estados Unidos.

Los datos que maneja la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) indica que en promedio Rusia exportó 645.000 barriles diarios entre enero y marzo de 2020.

Este volumen estuvo a punto de duplicar los suministros realizados durante estos mismos meses del año pasado.

De esta cantidad, los despachos de crudo sumaron 158.000 barriles por día, 68% por encima del año anterior, y la variación llega a 82,7% en el caso de productos refinados al elevarse a 488.000 barriles diarios.

Uno de los principales compuestos que Rusia envía a Estados Unidos son los aceites sin terminar o para mezclas utilizados para los procesos de refinación, que están por el orden de 417.000 barriles diarios.

Le siguen componentes de gasolina (38.000 barriles), fuel oil (alrededor de 17.000 barriles diarios) y gasolina con un suministro que alcanza 15.000 barriles diarios.

La expectativa de Rusia, antes de la pandemia, apuntaba también desplazar a México y convertirse en segundo suplidor de petróleo de Estados Unidos y ese era el criterio que defendía el ministro de Energía de esa nación, Alexander Novak, quien en marzo estaba negado a cualquier acuerdo de recorte de producción.

Estados Unidos importó un promedio de 2 millones de barriles diarios de productos refinados entre enero y marzo del año pasado, y esa cantidad es similar este año, pero en 2019  los suministros de Rusia solo capturaron 12,8% y en 2020 ese porcentaje llegó a 24%.

La principal razón por la que las empresas petroleras rusas descartaron cualquier negocio con PDVSA, como lo hubo hasta el 30 de abril con Rosneft, es justamente evitar nuevas sanciones como las que el Departamento del Tesoro le impuso a dos filiales de esta compañía y por supuesto no perder la posición que alcanzaron en el mercado estadounidense.

Con información de Petroguía.com

Lea también en Punto de Corte: #PDCRadio | Economista Aaron Olmos señala que sería “extraño” que nueva AN legitime a un gobierno sancionado “pero no sería la primera vez”

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados