Caracas, 30 de septiembre de 2018. El gobierno de Venezuela ve como un «acto de flagrante hipocresía que el gobierno francés exprese preocupación por la migración venezolana, cuando ese país es corresponsable de dramáticos e inhumanos flujos migratorios desde África».

De esta manera, el gobierno venezolano rechaza la pretensión de Francia de apoyar la solicitud de otros seis países que pidieron a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue al gobierno venezolano de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad.

La repuesta de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú es considerada una «tendenciosa iniciativa de un grupo de gobiernos subordinados al gobierno de Estados Unidos». 

El gobierno venezolano ve como una «actitud injerencista e intervencionista» por parte de Francia que a su juicio pretende «instrumentalizar organismos internacionales con la intención de agredir a Venezuela y generar un cambio de Gobierno por la fuerza».

El día de ayer Francia expresó su apoyo a la iniciativa de cinco países de América Latina y Canadá que pidieron a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue al gobierno venezolano de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, anunció el Palacio de Elíseo.

“Francia considera que los esfuerzos de la Corte Penal Internacional tienen como naturaleza establecer los hechos que llevaron a esta crisis y, contribuir así a encontrar una salida”, escribió la presidencia francesa en un comunicado.

 

Lee también: Francia apoya iniciativa para pedir a la CPI investigar crímenes de lesa humanidad en Venezuela