Inicio Noticias [Infidelidad Política] Fuerza Armada: Maduro no confía en ella. Por Javier Vivas Santana

[Infidelidad Política] Fuerza Armada: Maduro no confía en ella. Por Javier Vivas Santana

Por Javier Vivas Santana
784 Lecturas
Javier Vivas Santana - el país entra en cuenta regresiva
Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com
Por: Javier Vivas Santana
@jvivassantana

En la medida que avanza el deterioro del madurismo, éste busca de manera subrepticia minar a la Fuerza Armada con sus grupos paraestatales, fundamentados en sus colectivos armados, como el grupo La Piedrita, que por cierto sólo atiende órdenes de Diosdado Cabello, u otros grupos similares que están entre el centro y los estados llaneros del país, en virtud de que irregulares colombianos como la disidencia de la guerrilla de las mal llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se encuentran en los estados fronterizos, así como Bolívar y Amazonas.

Maduro conoce perfectamente el rechazo que tiene su neototalitarismo en la Fuerza Armada y que éste ha ido en ascenso, y esa es la razón por la cual no sólo ha mantenido por un lustro a Vladimir Padrino como ministrillo de la “defensa”, sino que las deserciones y bajas se encuentran en constante aumento, lo cual los ha llevado a plantear a partir de 2020 graduar oficiales en cuatro años, ya que no existe confianza en la actual plana de oficiales superiores y subalternos, máxime cuando lo que existe es un generalato ramplón que se mantiene allí por espacios de corrupción y conchupancia con el régimen.

Ante tal perspectiva, el madurismo poco le importa que el inmenso conjunto de unidades de vehículos, tanquetas y llamados convoyes – que últimamente se estaban utilizando hasta de “perreras” – terminen deterioradas en los estacionamientos de los cuarteles -, así como el reciente accidente de un sukhoi en cual murieron dos oficiales, uno de ellos, precisamente un general, demuestran que al régimen poco le importa la vida de nuestra tropa y militares, y quienes critiquen se considera un hecho de sublevación o “traición a la patria” que hace terminar a los sublevados en el exilio o en la cárcel.

El problema de fondo es que el madurismo ya no puede seguir escondiendo el malestar de nuestra oficialidad, y por ello, ahora las “paradas” son con milicianos o cadetes porque en definitiva no existe mínima confianza, menos si están referidos con grupos provenientes de destacamentos o cuarteles, que son suplantados por los grupos sustitutos de la Fuerza Armada.

Lo más grave del asunto es que en cualquier momento ante el nulo mantenimiento de las unidades militares, habrá un accidente de máxima envergadura que servirá de excusa para que el madurismo acuse a militares disidentes y parte de la oposición de terroristas, y encarcelarlos bajo tal pretexto, cuando la realidad, y así lo conocen los “jefes” de las autodenominadas Zona de Defensa Integral (Zodi) es que la situación mecánica de todas las unidades es de precario mantenimiento integral, donde incluso está prohibido portar teléfonos inteligentes a los oficiales y tropa para evitar las fotografías.

El madurismo ya no confía en la Fuerza Armada. Y el no confiar en los militares que dice “controlar” y que son “patriotas” también deja en evidencia que la intensidad y la presión castrense pudiera desmoronarse en un complejo espacio del ámbito político, económico y social.

Por lo pronto, las grietas entre Padrino y el comandante del Ejército, y de éste a su vez con la Guardia Nacional están en pleno acontecimiento por ver cómo sigue distribuyéndose la renta de las minas y la corrupción. Es probable que el oro en pocas manos termine amputando el poder de otros.

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí

Suscríbase a nuestro canal de Telegram yYouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

casildo melehandadO 05/11/2019 - 05:57

Terminarán destruyéndose unos con otros. Bandas contra bandas a ver quien se queda con la mayor parte de lo que todavía queda. Tremendos bandidos

Los comentarios están cerrados