Inicio NoticiasInternacionales Haití a oscuras sin el petróleo venezolano

Haití a oscuras sin el petróleo venezolano

Por María Alejandra López

Caracas 17 de mayo de 2019. Gracias al programa de ayudas venezolano, Petrocaribe, Haití recibía cerca de 60,000 barriles de petróleo diario, en condiciones mucho más favorables que el resto del mercado: importantes descuentos y podían devolverse a 25 años con interés del 1 %. A raíz de ese jugoso intercambio, Haití abogaba por Venezuela ante Estados Unidos, en la OEA (Organización de Estados Americanos) y demás foros regionales.

A medida que el régimen madurista, propicia la caída de la producción petrolera y genera sus propios problemas económicos, Caracas dejó de enviar miles de millones en petróleo a países de Centroamérica y el Caribe, incluido Haití. A raíz del petróleo que dejó de llegar, el suministro eléctrico en esa parte de la isla se ha visto interrumpido.

La mayor parte de la población haitiana tiene electricidad durante tres horas al día. En ese sentido, la BMPAD (Oficina de Monetización de Programas de Ayuda al Desarrollo de Haití, por sus siglas en inglés) se topó con sus propias complicaciones. Mientras hubo dinero, la administración de Haití acudió al mercado internacional para comprar crudo, pero el departamento dijo este año que se quedó sin fondos operativos y dejo de entregar combustible regularmente a las plantas generadoras de electricidad.

Haití sin petróleo, se apaga lentamente

En consecuencia, la vida nocturna prácticamente se ha paralizado, mientras los robos armados a ciudadanos, en las calles o dentro de sus viviendas, repuntan rápidamente en el medio de la obscuridad. Las estaciones de servicio pasan días vacías, eso dificulta cumplir con tareas diarias como trabajar, hacer recados o llevar los niños a la escuela. Los hospitales confían fielmente, en los generadores de emergencia para mantener su funcionamiento.

La falta de combustible empuja a la economía haitiana al borde de la recesión. El crecimiento del Producto Interno Bruto en 2018 fue del 1,5%, menos de la mitad de lo que esperaba el gobierno. Y los economistas ven probable que se repita ese escenario este año. La inflación anual alcanzó un estimado del 17% y un galón de gasolina se vende en el mercado negro por entre seis y 12 dólares.

Los distribuidores de combustible «reciben» un subsidio cerca de 27 centavos por cada galón de gasolina subvencionada que venden a los consumidores. Con ese mecanismo mantienen el galón en torno a los 2,5 dólares. Pero el arruinado Estado haitiniano tiene meses sin pagar los subsidios. Los empresarios pidieron el final del complejo sistema de compra cuando, en un momento, llegó a acumular una deuda de cerca 71 millones de dólares.

Los cortes de energía han convertido en un negocio redondo, con una planta generadora de electricidad. Tal como ocurre en Venezuela, los ciudadanos desesperados al sufrir más de 8 horas sin electricidad, acuden a estos puntos improvisados, para cargar sus computadoras personales, teléfonos celulares, o bombillos recargables, aunque sea por unas horas.

Solución compleja

Cuando el presidente de Haití, Jovenel Moise, intentó eliminar las ayudas al combustible el 6 de julio de 2018, y elevar el precio de varios productos derivados del petrolero (entre un 38% y un 51%), los ciudadanos protestaron en la calle por varios días, pidiendo la dimisión de la medida. La propuesta se retiró de inmediato, y el Fondo Monetario Internacional ofreció a la nación más pobre del hemisferio occidental, un préstamo de 96 millones de dólares a bajo interés.

¿Corrupción? Definitivamente

La población está descontenta por la corrupción. Una investigación reciente del Senado develó que más de 2,000 millones de dólares en beneficios del programa Petrocaribe «desaparecieron o fueron robados«. Eso derivó en una campaña ciudadana, que durante meses pidió auditorias, pesquisas y procesamientos.

“La escasez está generando pánico. La economía se ve perjudicada. La mejor solución es liberalizar el mercado y regularlo para evitar estos problemas”, apuntó Maarten Boute, director general de Digicel, el mayor proveedor de telefonía celular del país.

Otros países de la región gestionaron bastante mejor el final de Petrocaribe. Jamaica tiene un desempeño económico récord aunque Cuba, por su parte, sufre escasez de comida y combustible, aunque no tan graves como en Haití.

El gobierno de Moise pidió a la BMPAD, al Ministerio de Finanzas y a empresas energéticas privadas, que propongan vías para abrir más el mercado del petróleo. Sin embargo, el director de la BMPAD, Fils Aimé Ignace St Fleur, dijo que la agencia no abandonará su rol de supervisor en la importación y tarifado del petróleo al por mayor.

“El estado se reserva el derecho a intervenir directamente en el mercado”, sentenció.

Con información de AP

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

3 comentarios

Conozca al EPL: El silencioso grupo que cada día hace más ruido - Punto de Corte 17/05/2019 - 12:51 pm

[…] Haití a oscuras sin el petróleo venezolano […]

No creemos... Cuba quiere aportar "iniciativas que promuevan el diálogo respetuoso en Venezuela" 17/05/2019 - 12:53 pm

[…] Haití a oscuras sin el petróleo venezolano […]

Citgo intentó firmar un contrato con empresa de Samark López - Punto de Corte 17/05/2019 - 2:05 pm

[…] Haití a oscuras sin el petróleo venezolano […]

Los comentarios están cerrados