Caracas, 7 de junio de 2018. El bielorruso, Ivan Krasouski, disfrutaba de un tranquilo vuelo sobre la pequeña villa de Loshany en Bielorrusia mientras practicaba su hobby favorito, el parapente.

Repentinamente, una de las cuerdas falló, cayó estrepitosamente sobre una zona boscosa y al despertar observó que una ‘gran astilla’ le había atravesado el hombro derecho.

Afortunadamente, y al contrario que muchos creerían, Krasouski no sufrió de mucho dolor. Describió que al despertar en el suelo se sacudió las ramas y hojas pequeñas que tenía encima y se dijo «me siento bien, no me pasó nada». Relata que al intentar ponerse de pie, «me di cuenta que tenía un tronco enorme, como una sandía, clavado ahí. Me reí».

Foto tomada de Infobae

Foto tomada de Infobae

«Luego llegó un compañero y me vio y me dijo: «¡Esto es una locura. Si te lo saco te vas desangrar y morirás!» informó Ivan Krasouski en la TV bielorusa.

Foto tomada de Vivir en Cuauhtemoc

Foto tomada de Vivir en Cuauhtemoc

Al llegar el equipo de rescate tuvieron que trabajar varios minutos para cortar la rama y trasladar a Iván hacia el hospital más cercano. Al llegar a emergencias, el cuerpo de enfermeras quedaron sorprendidas, no solo por el tamaño de la rama, sino por la actitud calmada del paciente.

Afortunadamente, los médicos lograron retirar la rama incrustada de Ivan y estimaron que no sufrirá secuelas graves del accidente.

¿Ahora se quejará de las pequeñas astillas? Piénselo…

Foto tomada de mirror.co.uk

Foto tomada de mirror.co.uk

Con información de Infobae.

Le puede interesar también: Chewbacca recauda dinero para los niños de Venezuela


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram