Caracas, 10 de septiembre de 2019. El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Harina, Juan Crespo, ofreció una entrevista la mañana de este martes al periodista Román Lozinski por Circuito Éxitos, debido a la paralización de la Planta de Cargill, por la falta de materia prima para procesar la harina de trigo.

Esta Planta es de mucha importancia para este sector, pues en ella se procesa el trigo que produce 30 mil toneladas de harina mensual, con la capacidad de cubrir la demanda en los estados, Vargas, Miranda y Distrito Capital.

Crespo afirmó que, “nosotros hemos venido denunciando que se iba a crear una escasez… que iba a haber inconvenientes con los precios y con los empleados… Muy respetuosamente le decíamos al gobierno que le metiera el ojo a lo que es el trigo”.

“Nosotros lo hemos dicho reiteradas veces, que aquí no se da el trigo, aquí los molinos están diseñados solo para moler trigo”, enfatizó el presidente de la Federación.

Por otro lado, Crespo dijo que “cuando el Gobierno hace el convenio con Rusia, nosotros sentimos una satisfacción porque el Gobierno está notando que somos consumidores de pan”.

Más tarde se anunció el ingreso de 650 mil toneladas de trigo al país, sin embargo “nosotros sabemos que el trigo ruso tiene muchas impurezas y no tiene 30% de proteínas”, es decir el pan no tiene la misma calidad de antes, aseguran los trabajadores de la Planta de Cargill.

Los molinos trabajan las 24 horas del día, por ello tienen que estar moliendo constantemente, sino pueden dañarse, con esta premisa Crespo informó que “periódicamente venía un barco para repartirlo entre 12 molinos, ahí nos empezamos a preocupar”.

“La especulación está galopando, producto de que, lamentablemente, el gobierno no controla la importación. Ahora está llegando harina ya procesada desde Turquía, con un precio de Bs 500 mil un saco y el producto que sale del molino, cuesta Bs 146 mil un saco”, expresó durante la entrevista.

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Harina recalcó que, tanto los consumidores como los empleados se ven afectados por esta problemática, pues afecta desde las grandes plantas o fábricas hasta las panaderías.

Asimismo, aseguró que “eso trae como efecto que no vamos a ver el pan de jamón, ni el pan gallego, ni el campesino” y si vemos el pan de jamón hecho con la harina de Turquía, será a un precio inaccesible.

También agregó que “aquí no hay control y que, comer pan se va a convertir en un lujo”.

Puede ver la entrevista completa aquí

Lea también en Punto de Corte: https://puntodecorte.com/harina-clap-runida-de-raton/

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram