Inicio Opinión [Infidelidad Política] Alí Rodríguez Araque y Rafael Ramírez. Por Javier Vivas Santana

[Infidelidad Política] Alí Rodríguez Araque y Rafael Ramírez. Por Javier Vivas Santana

Por Javier Vivas Santana
Javier Vivas Santana - el país entra en cuenta regresiva

Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Por: Javier Vivas Santana

@jvivassantana 

Entre los expresidentes de Petróleos de Venezuela, sociedad anónima (Pdvsa), existen dos nombres que perdurarán en la memoria de los venezolanos por mucho tiempo. El primero quien además hace poco fue designado “presidente honorario” por Nicolás Maduro, me refiero a Alí Rodríguez Araque, y el segundo quien lo relevó de sus funciones en tiempos del llamado “paro petrolero”, Rafael Ramírez. Entre ambos individuos, pudiéramos decir que el segundo es discípulo del primero, aunque en la praxis sus acciones fueron muy diferentes en términos del manejo de la industria.

Alí Rodríguez Araque, abogado de profesión, fue un exguerrillero quien acompañó a Chávez en su lucha por llegar a Miraflores en 1998. Desempeñó además de la presidencia de la petrolera estatal, la secretaría general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), lo cual obviamente demuestra su conocimiento en el tema geopolítico del crudo, y hay que hacer mención que durante el ejercicio del madurismo, se ha convertido en un operador político de alta factura ideológica porque sus funciones han estado destacadas como embajador de Venezuela en Cuba. O sea, habría que pasar por ingenuo para presumir que Rodríguez Araque sólo se encuentra entre paseos en La Habana y, descansando en los centros turísticos y playas de Varadero.

Rafael Ramírez es ingeniero mecánico. Por su dicción entre la pronunciación de las letras “r” y “l” pareciera que la lengua materna que fluye en sus palabras, no es precisamente del habla e idiolecto de nuestro país, pero al fin y al cabo, su nacionalidad de origen es venezolana. Cuando llegó a la presidencia de Pdvsa era el vicepresidente en tiempos que Alí Rodríguez lideraba tal empresa. Verbigracia, pudiéramos decir que mientras Chávez estuvo en el poder, Ramírez también estuvo al frente de Pdvsa.

Hay una diferencia notable entre la praxis petrolera de Alí Rodríguez y Rafael Ramírez. Rodríguez fue el autor intelectual de las políticas de disminución de la producción petrolera de los países de la OPEP, e incluso no afiliados a tal organización con el propósito de aumentar en el mercado capitalista los precios del barril de crudo. De hecho, entre 1999 y 2004 habría que recordar que la OPEP acordó un llamado sistema de bandas para el valor de la cesta petrolera entre 22 y 28 dólares por barril, cuya política era de disminuir en 500 mil barriles diarios la producción si el precio se situaba por debajo de la banda inferior, o aumentar 500 mil barriles diarios si esa banda superaba el nivel superior.

Ramírez quien tuvo la responsabilidad de estar al frente de Pdvsa en los tiempos que el barril de petróleo llegó a cotizarse sobre las tres cifras en su precio por dólar, su política siempre estuvo asociada con el aumento de la producción. De manera subrepticia, Pdvsa con Rafael Ramírez aumentó la producción petrolera sobre los 3 millones de petróleo por día en asociación con rusos y chinos entre 2007 y 2009¹.

Por supuesto, que los miles y miles de millones de dólares que ingresaron a Pdvsa por concepto de renta petrolera, no siempre ingresaron al Banco Central de Venezuela (BCV). Parte de esos ingresos fueron a engrosar las cuentas de muchos funcionarios maduristas, máxime cuando en 2010, Chávez anunció que estaba enfermo de cáncer. Desde ese entonces, la producción petrolera venezolana entró en declive, aunque Rafael Ramírez diga lo contrario, y por ello no es casualidad que los niveles de importación entre 2011 y 2012 se hayan colocado en torno a los 40 mil millones de dólares en promedio durante tales años.

Alí Rodríguez Araque junto con la cúpula madurista que actualmente controla el país fueron los autores intelectuales en que Chávez haya decidido “controlarse” su cáncer en Cuba, y haber rechazado, por ejemplo, la invitación que le habría hecho Lula Da Silva de tratarse su enfermedad en Brasil. ¿Y por qué? Porque no interesaba que desde el hermano país, pudieran enterarse de los intríngulis de la política petrolera que Rodríguez Araque estaba materializando desde La Habana en el contexto geopolítico de América Latina, máxime cuando en ese entonces, había un número importantes de países de esta región que de alguna manera eran aliados de Chávez en el plano internacional.

Cuando muere Chávez en 2013, y Maduro llega al poder, absolutamente toda la política petrolera comienza a ser controlada desde Cuba con Rodríguez Araque en la embajada. De alguna manera, el mentor de Rafael Ramírez es coautor intelectual en que haya sido destituido de Pdvsa y, enviado como embajador de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Es más, desde entonces, probablemente afectado por la senectud, Rodríguez Araque es convencido del afán neototalitarista que Cuba desea imponer en Venezuela, y lo convencen para que éste a su vez como enlace del madurismo, practiquen una política autodestructiva de Pdvsa con el propósito final de cederla en su totalidad a los consorcios petroleros rusos y chinos, porque supuestamente, estando nuestra industria petrolera bajo dominio extranjero, sería imposible una “intervención” extranjera que pudiera derrocar al madurismo con el transcurrir de los años.

Sin duda, que Rafael Ramírez era una piedra de estorbo en el camino para tales prácticas, y no se trata de defenderlo en términos de corrupción, porque bajo su control, los robos y saqueos a la nación a través de Pdvsa fueron enormes, sino que mientras éste se había movido entre una política autónoma de aumento gradual de la producción petrolera, Alí Rodríguez siempre ha pretendido mover el mercado especulativo del crudo basado en una reducción sistemática y gradual de la producción, pero al ver que los precios se estabilizaron entre 50 y 60 dólares por barril.

Lamentablemente, Pdvsa quedó sin recursos suficientes para cuando menos mantener una producción que nunca fuera inferior a los 2 millones de barriles por día. Por ello, con la asesoría de Rodríguez Araque han optado por terminar de desmantelar a la industria petrolera, porque en Cuba están convencidos que intentar salvar a Pdvsa con recursos propios, y de allí la negativa de acudir a organismos multilaterales de financiamiento, prefieren venderla a precio de gallina flaca a los rusos o chinos, porque en definitiva lo que importa es la sobrevivencia de la “revolución”.

Antes de que comenzaran los escándalos por producción petrolera en Pdvsa, alertamos sobre su dramática situación de producción², así como quienes eran sus corruptos³, curiosamente “detenidos” en celdas de cristal y no en calabozos comunes de El Helicoide, como es el caso de muchos presos políticos, entre ellos, el general Raúl Isaías Baduel. Acaso esos “corruptos de Pdvsa” tienen privilegios en sus detenciones por derechos “humanos” o será que tienen documentos que pudieran ser entregados a la Agencia Internacional de Energía con serias repercusiones, y en ellos quedarían salpicados desde el que tiene más poder hasta el más silencioso de los empleados de Pdvsa, así como figuras políticas de peso en el contexto del madurismo.

¿Se atreverá Rafael Ramírez a denunciar a su mentor en sus largos escritos como autor intelectual en la autodestrucción de Pdvsa, o será que Ramírez tiene un rabo de paja muy largo que teme que también pueda quemarse en la misma hoguera?

¿Quién traicionará a quién? Sin duda, que entre Alí Rodríguez Araque y Rafael Ramírez hay mucha oscuridad en términos de infidelidad política.

***

¹ http://www.pdvsa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2211:4144&catid=10&Itemid=589&lang=es

² https://www.aporrea.org/energia/a256250.html

³ https://www.aporrea.org/contraloria/a241376.html

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

Artículos Relacionados