Caracas 04 de julio de 2019. La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DDHH, Michelle Bachelet, dio a conocer este jueves el informe sobre la crisis de DDHH que atraviesa Venezuela.

La comisionada subrayó en su informe el abuso de la fuerza por parte de organismos de seguridad del régimen. Denunció, además, la responsabilidad de estos cuerpos en las numerosas ejecuciones, detenciones arbitrarias, maltratos y tortura de opositores/as políticos/as.

“El aparato de seguridad incluye a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) , a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y a sus Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). La GNB y la PNB han sido responsables del uso excesivo de la fuerza en manifestaciones al menos desde 2014. Las FAES, una unidad de respuesta rápida creada en 2017 para combatir el crimen organizado, han sido presuntamente responsables de numerosas ejecuciones extrajudiciales en operaciones de seguridad, al igual que el CICPC. Los servicios de inteligencia (el SEBIN y la DGCIM) han sido responsables de detenciones arbitrarias, maltratos y tortura de opositores/as políticos/as y de sus familiares. Los colectivos armados contribuyen a este sistema ejerciendo control social en las comunidades locales, y apoyando a las fuerzas de seguridad en la represión de manifestaciones y de la disidencia”, expresa el informe.

La también expresidenta chilena, destacó la inacción de los poderes públicos venezolanos en los casos de violaciones de los DDHH.

“Las instituciones responsables de la protección de los derechos humanos, tales como la Fiscalía General, los/as jueces/juezas y la Defensoría del Pueblo, generalmente no llevan a cabo investigaciones prontas, efectivas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre violaciones de derechos humanos y otros crímenes cometidos por actores estatales, no llevan a las personas responsables ante la justicia, ni protegen a personas víctimas y testigos. Dicha inacción contribuye a la impunidad y a la repetición de las violaciones”, cita el informe.

Todo lo expresado en el informe, es lo recabado por la Comisión de la ONU en el mes de marzo y durante su reciente visita a Venezuela en el mes de junio. Para mañana, se espera un pronunciamiento de Bachelet desde la sede de las Naciones Unidas en Ginebra.  

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram