Inicio NoticiasNacionales Izquierda Revolucionaria rechaza amenaza de despido contra el dirigente sindical petrolero José Bodas

Izquierda Revolucionaria rechaza amenaza de despido contra el dirigente sindical petrolero José Bodas

Por Yohan Pimentel
José Bodas

Caracas 13 de septiembre de 2019. La Izquierda Revolucionaria se pronunció este viernes en defensa del dirigente petrolero José Bodas, ante las recientes amenazas de despido en su contra.

Comunicado

En la última semana ha resurgido el rumor de un intento de despedir al dirigente sindical José Bodas, trabajador desde hace más de 30 años de PDVSA en la refinería de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Ya unas semanas atrás hubo una amenaza directa cuando intentaron despedirlo basados en supuestos administrativos relacionados con los permisos sindicales que le corresponden como secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV).

Bodas fue uno de los dirigentes obreros que tomó parte junto a un amplio grupo de trabajadores petroleros de la refinería de Puerto La Cruz en enfrentar el paro-sabotaje petrolero de 2002, recuperar y reactivar dicha refinería en poco tiempo. Esa experiencia mostró en los hechos lo que significa el poder y la gestión obrera y fue clave para impulsar hacia la izquierda la revolución bolivariana durante los años siguientes. es uno de los grandes ejemplos del papel revolucionario que la clase obrera desempeñó en Venezuela durante los años de ascenso de la revolución bolivariana, con sus altas y bajas.

En esta etapa del proceso venezolano

Durante todos los años transcurridos desde entonces la clase obrera y el pueblo venezolano han mostrado una y otra vez su disposición a llevar la lucha contra el capitalismo hasta el final, acabando con el poder de los capitalistas y de los burócratas e iniciando una verdadera transición al socialismo. Sin embargo, esa transición nunca se produjo. La revolución bolivariana se quedó a medio camino. La burguesía nunca fue expropiada, la economía y el estado siguen siendo capitalistas y al frente de ellas se ha desarrollado una burocracia cada vez más corrupta que frena y reprime cualquier intento de los trabajadores en desarrollar políticas revolucionarias.

Esto ha hecho que la crisis que vive el sistema capitalista en todo el mundo se vea agravada en Venezuela por el carácter especialmente degenerado y especulativo de la burguesía venezolana y la corrupción y políticas capitalistas de la burocracia. Ello ha permitido al imperialismo estadounidense, a la derecha y extrema derecha venezolana e internacional lanzar la ofensiva golpista más importante desde el golpe y el ya mencionado paro-sabotaje petrolero del 2002 por llegar al poder. El objetivo del imperialismo estadounidense y su títere venezolano, Juan Guaidó, es aplicar en Venezuela políticas contra los jóvenes y los trabajadores similares a las que están desarrollando Macri en Argentina, Duque en Colombia o Bolsonaro en Brasil.

El único modo de derrotar esta ofensiva criminal del imperialismo estadounidense y la derecha, su bloqueo, amenazas y ataques, es con una lucha seria, consecuente, masiva y unitaria tanto contra el imperialismo y el capitalismo como contra la burocracia. Pero el gobierno venezolano y los dirigentes del PSUV han renunciado hace mucho tiempo a cualquier política antiimperialista seria. Su objetivo es gestionar el capitalismo venezolano de la mano de los imperialistas chinos y rusos. Para ello están desmantelando todas las conquistas y avances sociales alcanzados por la clase obrera antes y durante los gobiernos de Hugo Chávez y respondiendo con amenazas, calumnias y represión a las justas reivindicaciones del movimiento obrero y popular. Esa es la verdadera razón de las amenazas de despido que hoy está sufriendo el compañero Bodas y que también han sufrido o están sufriendo otros dirigentes obreros en diferentes sectores

En un momento donde todas las conquistas del movimiento obrero están siendo brutalmente destruidas, los dirigentes sindicales que no se alineen con la burocracia y su actual política, particularmente desastrosa en PDVSA, son potenciales objetivos de todo tipo de prácticas antisindicales y represivas. Los capitalistas y la burocracia se aprovechan de la traición de dirigentes reformistas que se han pasado a las filas de la burocracia estatal y la “boliburguesía”, incluso a la de la burguesía de toda la vida y la derecha golpista, para llevar adelante políticas contra los trabajadores.

Para leer más: La Clase

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

UCAB aspira becar a 300 jóvenes en la carrera de Educación 13/09/2019 - 3:57 pm

[…] Izquierda Revolucionaria rechaza amenaza de despido contra el dirigente sindical petrolero José Bod… […]

Los comentarios están cerrados