Inicio Noticias La historia de un maracucho que ayuda a venezolanos migrantes en Chile

La historia de un maracucho que ayuda a venezolanos migrantes en Chile

Por Viviana Colmenares
1091 Lecturas
La historia de un maracucho que ayuda a venezolanos migrantes en chile
Maracaibo, 29 de enero de 2020.

En el año 2016, Carlos Augusto Colmenares, tomó la decisión de irse de Venezuela a Santiago de Chile, para buscar una mejor calidad de vida, dejando a su esposa e hija esperando un pronto reencuentro, tal como muchos venezolanos lo han tenido que hacer.

Carlos Augusto Colmenares

Dejó de lado sus 5 años de estudios y su título universitario como Abogado, para adentrarse en un mundo nuevo, empezó a trabajar en un restaurante de Sushi, atendiendo a los clientes, pasó por trabajos como cocinero, empleado de tienda, con esto entendió la cultura y las leyes de este nuevo país, y le permitió conocer mucha gente que al igual que él, estaban iniciando su proceso de migración.

Gracias a su experiencia como abogado de migraciones en Venezuela, mientras trabajaba, empezó a tramitar sus propios documentos y pronto su visa de residencia temporaria fue aprobada. Creó el grupo “grupo de apoyo migratorio” en Facebook e Instagram, con el interés de darle a los venezolanos interesados en migrar a Chile “toda la información y asesoramiento necesario de forma gratuita”. Se asoció mas adelante con Daniel Reyes, Chileno venezolano, para brindar el apoyo a mas migrantes venezolanos, articulando esfuerzos con diversas organizaciones como “grupos de venezolanos en Chile”, “Venezolanos en la ciudad de Temuco” y muchos otros.

Se fundamentó en asesorar a los venezolanos en los procesos migratorios, los requerimientos legales, pasos y vías más sencillas para migrar, orientar sobre cuáles son las principales ciudades que facilitan el proceso de trabajo y migración, proceso de solicitud de visas, documentación necesaria, cumpliendo con la reglamentación y leyes migratorias en Chile para y permanecer legalmente en el país. En conjunto con fundaciones de apoyo a migrantes, la iglesia, empezó a brindar ayuda humanitaria a los venezolanos, hasta buscarle una habitación para iniciar. Dedicándose a brindar el apoyo sin ningún costo, a cientos de venezolanos para que migraran seguros.

En el año 2017, cuando Carlos consiguió un mejor empleo, le permitió mudarse a Santiago e iniciar el proceso de reunirse con su esposa, su hermana menor y su hija. A los 9 meses su familia llegó a Chile, iniciando la segunda etapa de su meta “reunir a mi familia”. Además, se sumó a su meta, el poder ganar un sueldo suficiente para lograr alquilar un departamento de 45Mts2 en Santiago para su familia.

En Chile se estima que la cantidad de venezolanos supera los 700.000 mil “los venezolanos pasamos de ser la comunidad migrante más escasa del país, a ser la más grande, mucho más que los colombianos y los peruanos”. El comenta “hay venezolanos en cada esquina, en cada supermercado se consiguen productos venezolanos como harina pan, diablitos, ahora se consumen mucho más que hace unos años, es tanta la demanda que hasta bajan los precios de esos productos, hasta las hojas de hallacas las conseguimos en diciembre”. Con respecto al tema del trabajo de venezolanos en Chile, él explica que existen muy buenos emprendimientos exitosos en Santiago, uno de ellos es una empresa fabricadora de quesos venezolanos, como el palmizulia, queso e mano, guayanés “hay comida venezolana en todos lados como patacones, tequeños”.

El tema migratorio en Chile se ha modificado constantemente en poco tiempo para los venezolanos. En 2017, cuando Piñera ganó las elecciones, se inicio el “Plan nacional de regularización de extranjeros”, en el cual el gobierno chileno, sólo solicitaba antecedentes penales y pasaporte vigente. Carlos trabajó como voluntario en ese proceso, apoyando a los venezolanos que estaban en condiciones de irregular, organizándolos por estados, informando al respecto, socializando en las páginas de apoyo todo ese proceso “algunos por temor no se presentaron pensando que los rechazarían pero si fue un buen proceso para regularizar a unos 20.000 venezolanos aproximadamente de casi 240.000 extranjeros”.

Terminado ese proceso, inició la consignación de documentos, entre ellos el pasaporte vigente y los antecedentes penales apostillados, para llevarlos a legalizar al consulado venezolano en unos 50$ “los venezolanos nos organizamos en reclamo a este cobro y en reuniones con el gobierno chileno, para que fuera validado el documento y que no tuviera que legalizarse”. Desde ese momento, se ha vuelto más difícil la tramitación de los pasaportes para los venezolanos “por tanto nos unimos con el servicio Jesuita para migrantes y la Cruz Roja, con el grupo venezolanos en Chile, para dedicarnos a seguir asesorando a los venezolanos sobre los trámites legales que debían hacer, sin ningún tipo de gestorías”. Una vez que se terminó de regularizar a los migrantes, el gobierno chileno anunció la visa democrática en el 2018 “reconociendo el decreto del Presidente Encargado de Venezuela Juan Guaidó de extender la vigencia de los pasaportes venezolanos en Chile, el cual tranquilizó profundamente a la comunidad venezolana”.

En la actualidad, el abogado Carlos Colmenares, sigue brindando asesoría gratuita a los venezolanos que se encuentran en Chile y los que desean migrar, participa activamente de acciones solidarias para ayudar como “El ropero solidario: que se hace en las plazas de las comunas y hasta en iglesias, en articulación con otras organizaciones, se donan ropa de invierno para los migrantes más desfavorecidos para que no mueran de frío”. Además, este ejemplar profesional venezolano, ya tiene residencia legal permanente en Chile al igual que su familia.

Su esposa Marbelia, una profesional venezolana está dedicada a la atención de sus hijas y al cuidado de los hijos de otras familias venezolanas que se encuentran en la situación de tener que trabajar largas horas para obtener sus metas y mejorar su calidad de vida “Todo tiene sus cosas malas y cosas buenas, la cultura en Chile es muy diferente a la venezolana, la familia apoyándose mucho, es lo que nos lleva a salir adelante”.

Para finalizar, recomienda a los venezolanos que están planificando migrar a Chile lo siguiente: “Brindamos apoyo, dedicamos tiempo a esta labor y hasta hacemos acciones de ayuda cuando sea necesario a la comunidad venezolana, estamos articulados con organizaciones, asociaciones, fundaciones, la iglesia para apoyar a los migrantes y aliviar la carga de llegar a un país extraño. Tienen una mano amiga dispuesta a apoyarlos y que puedan adaptarse a la vida de Chile. No es el país el que debe adaptarse a los migrantes, es la persona quien debe adaptarse a la cultura y las leyes del país y con una buena asesoría lo logrará”.

Equipo de prensa Punto de Corte / Corresponsalía estado Zulia

También puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados