Caracas, 2 de marzo de 2019.

Por: Gustavo Hernández *

Veo en varios medios de comunicación que la vicepresidenta de la República Oriental del Uruguay, Lucía Topolansky, acaba de proponer varias ideas que, en nuestra opinión, pudieran contribuir a solucionar la crisis venezolana. Topolansky, básicamente propone unas elecciones que relegitimen tanto al presidente como al poder legislativo venezolano; estas elecciones deberían, según lo propuesto, ser supervisadas por Naciones Unidas (ONU). ‘’Entendemos que es el único organismo internacional con autoridad para intervenir en esta situación, porque la Organización de Estados Americanos (OEA) ha tomado partido por una de las partes’’, señaló la actual senadora en declaraciones dadas a la radio ‘’La Red’’ de Argentina.

Indicó también la esposa de José “Pepe” Mujica, ex presidente de Uruguay, que las elecciones que propone deben ser convocadas en un tiempo “cortísimo” y coloca como plazo máximo tres meses.

Igualmente señala, que durante el periodo de transición debe designarse, suponemos que por la Asamblea Nacional, previo acuerdo político, un jefe del ejecutivo que no represente a ninguna de las dos partes. La experimentada dirigente uruguaya afirmó, seguidamente, que para que estos comicios sean libres, tienen que realizarse “sin presos políticos y con todos los partidos legalizados”. 

Para nosotros, las propuestas de la senadora del Frente Amplio deberían ser revisadas con mucha atención por la oposición, dado que ellas contienen las aspiraciones más importantes de los que adversamos a Maduro: elecciones confiables y en un breve plazo, libertad de los presos políticos, rehabilitación de todos los partidos y   solución pacífica de la crisis.

Las ideas de vicepresidenta uruguaya tienen una ventaja adicional: ¡Vienen de la izquierda! ¿Cómo podría Nicolás Maduro rechazarlas sin pagar un altísimo costo político e incrementar su desprestigio?

 La propuesta Topolansky, sencilla y práctica, cargada de sentido común, eso que ha perdido buena parte de nuestra clase política, abre un camino para solucionar el terrible drama que hoy padece la sociedad venezolana de manera civilizada, y así dejar con las ganas a todos los que apuestan a la guerra civil como salida al horror que hoy vivimos.

*Exdiputado al Parlamento Latinoamericano, dirigente de Alternativa 1 / JUNTOS.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram