Inicio Opinión (Opinión) La revolución del dólar. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) La revolución del dólar. Por Tony Rivera Chávez

Por Punto de Corte
52 Lecturas
Revolución del dólar

Caracas, 10 de junio de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1

Una de las dificultades nunca superadas por el Socialismo Científico (periférico-dependiente) fue y son las monetarias de tal forma que una de las características del Modelo  es la pugnacidad entre el dólar (capitalista) y la moneda nacional (socialista) que siempre buscara de estructurar mecanismos paralelos para salirse del eje del mismo y en este sentido se presentan alternativas  en busca de tal fin.

Aquí hemos experimentado  esta intención aún cuando no por carecer de este medio de pago  que llego a repletar las arcas públicas por efecto de un barril de petróleo a un costo de 140 $ en lo que fue el mejor momento económico del burocratismo.

El gobierno revolucionario ajeno a estos problemas sin Planificación y Racionalidad en sus programas  en las primeras de cambio tomó un rumbo dislocado asesorado el líder en esta esquina por un socio de ignorancia extrema en materia económica que desde sus errores pensó que este precio era eterno e impulso al responsable del proceso venezolano hacia el Gasto desmedido desechando ahorros necesarios para la inversión futura y la estabilidad de la moneda.

En una locura de un tome y dame sin Misión futurista  alguna de esta oportunidad fue perdida para llegado el tiempo de las dificultades, carecer del instrumento de cambio por excelencia para no solo el mantenimiento de PDVSA  como gallinita de los huevos de oro  sino para dejar a la Nación sin  sus servicios básicos (luz,agua,salud) en buen estado.

La escasez surge entonces no desde un bloqueo económico sino desde la torpeza de una burocracia inexperta,corrupta y despilfarradora. Estos errores al ser detectados por la vida práctica y el mercado debieron traer en consecuencia  la rectificación de los mismos en el campo económico y la eliminación de las tendencias negativas  que surgieron como consecuencia de ellas  buscando el acercamiento hacia las mejores relaciones  monetarias-financieras y crediticias  con el mundo exterior.

Por el contrario huyendo del problema se las dio por tratar de eliminar el dólar de sus negocios creando el Petro como moneda “etérea” sin valor de cambio lo cual manifestó claramente una profunda falta de conocimientos  en macroeconomía y en especial en Política Monetaria. Esto a su vez crea desconfianza desde el mundo globalizado hacia los operadores nacionales y ahuyenta la inversión extranjera altamente necesaria en tiempos de crisis.

Mientras, los niveles técnico-productivos se devalúan y arrastran a la moneda nacional (El Bolívar ya ni soberano,ni fuerte) hacia relaciones con respecto a la divisa dólar a un orden catastrófico y se acentúa la diferencia entre los niveles  de productividad del trabajo y ocurre un mayor gasto de trabajo social en la Producción acentuándose  la diferencia de valor entre  el dólar y el Bolívar.

Desde el gobierno como es su costumbre sin analizar para nada lo necesario  para regular las  diferencias  entre esos valores  por el contrario se dedico a lanzar bolívares  al torrente circulatorio para combatir la poca entrada de dólares  cuando este País hoy más que nunca requiere de las importaciones   lo cual se traduce en divisas para pagar. Si algo pudiese considerarse traición a la Patria no sería otra cosa  que esta entrega al mundo del dólar  a través de la destrucción de la moneda nacional que carece de valor internacional  y está tan en desuso que en las más humildes taguaras de  chapuceros con poco oficio se puede leer. “Pago en efectivo y  Dólares”.

El régimen buscando desaparecer el odiado dólar nos entregó a la Reserva Federal Norteamericana y su funcionamiento hasta en el comercio al detal lo cual es cosa nunca vista por lo menos internamente. Ahora hablamos en dólares y nos hacemos gringos por necesidad.

Esto ha ocurrido cuando la Teoría (“lo ideológico”) se separa de la práctica sin medir las consecuencias en una búsqueda de explotar emociones (plusvalía emocional) y como se sabe deseos no preñan razón por la cual el producto es violencia verbal, aislamiento económico y una vida práctica que no  se inmuta desde las palabras si no con hechos: Inversión-Producto.

Si ocurre un cambio Político en la Nación una de las cosas facilitadas por la revolución será la dolarización. Es decir, el “nacionalismo militar”nos deja un Bolívar decaído e inservible como medio de pago pero por lo menos el Libertador no será  la moneda de los corruptos. Paz bolivariana y limpieza total.

A  todas estas observando el asunto desde la Plaza Bolívar de Cumana diría el Profesor Pedro Pablo Leacuña, asesor de la Junta de Pensionadas de los Paralelos 37 y 38, ¡Fin de Mundo!

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados