Inicio Opinión (Opinión) La utopía enterrada. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) La utopía enterrada. Por Tony Rivera Chávez

Por Punto de Corte
La utopía enterrada

Caracas, 25 de abril de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1

La mayor ofensa para un joven revolucionario por allá por el siglo pasado era la del sentirse sometido,  en el futuro cuando por efecto de la vida practica  debería rendirse al asumir responsabilidades propia del hombre en sus necesidades productivas, lo cual era inaceptable para quienes aspiraban cambiar el mundo  y mantener las banderas de la libertad aún a pesar de las vicisitudes mas crueles.

Sin embargo, nunca pensó en esa metamorfosis desde el propio derrumbe de lo idealizado cuando se establecería el esperado “Socialismo Científico” donde los valores  del trabajo lejos de ser dignificados pasaran al tiempo del olvido y el hombre nuevo no fuera otra cosa que un burócrata con peores vicios que el capitalista salvaje o el trabajador alienado al consumo mercantil de mercado.

Lo insólito es observar a los más aficionados a Guevara, Trosky, Lenin o afines pasar indiferentes  ante sus mecenas de ayer con aires de poderosos magnates del Capital  con tal desfachatez que desde el ventanal  de la poderosa 4X4 nos ven de reojo a quienes solo somos honestos, pacíficos, trabajadores lo cual clasifica en este nuevo mundo como derechistas opositores cuando ser socialista  amerita hacerse el pendejo ante la tortura, la corrupción, la muerte, el hambre y la miseria porque logrado el objetivo de “salir de abajo” no cabe otra sino batir las palmas ante un Modelo Totalitario de y para vagos y maleantes convertido en pozo de la dicha para pocos.

¡Claro esta! desde el punto de vista miserable  del Homos Corruptus o Money Man, la Utopía se cumple desde la degeneración desde esa supuesta situación de combate  contra el Capitalismo cuando ya eran traidores al hombre bueno. Hasta se han convertido en parte criminal del proceso para disfrutar cual el peor de los explotadores a costa de los Fondos Públicos olvidando aquellos juramentos por el pueblo y sus vicisitudes.

Ahora cuando se les acerca uno a estos engendros del oportunismo huyendo de una auditoria expresa o quizás por la poca vergüenza que les queda, evaden la conversación con el “estoy apurado” ¡Llamame!. De activistas de COPELBO (Comité de Peladores de Bolas) al selecto club de los corruptos de una Dictadura Militar.

La Utopía no era la de hacer una sociedad para los trabajadores, sino ajustada a sus ambiciones y necesidades. Significativos Miembros de la Misión  Barrio Afuera porque ahora el Barrio apesta y hasta comentan que no hay nada más fastidioso que “chavizta” limpio cuando además solo conversan del Che, la revolución de los pobres y esa serie de cosas que solo sirven para angustiar al cómodo hombre del Nuevo Orden en su Nueva Cultura  de vagancias remuneradas elevados falsamente al templo del trabajo productivo por las circunstancias.

Las compensaciones monetarias al sacrificio pasado, no se hicieron esperar al recibir la oportunidad  de lucro por los “favores”hechos al socialismo inesperado.

Ahora, de la mano de los criminales  “los héroes” jurados del proceso revolucionario han pasado a cumplir el triste papel  de comparsas  de una élite Militar Cívica a la cual solo se le puede agradecer la destrucción de la Nación y la entrega del mismo al extranjero.

La traición como ejercicio del hombre mediocre, sin principios, apegado a los valores mercantiles del Capital con la diferencia ante el burgués productor de solo ser un parásito de los Fondos Públicos y de la venta de la conciencia.

El Modelo a seguir no fue el Che, ni tan siquiera el trabajador, sino el gangster, el pillo, el vivían para desde ese logro encumbrarse  hacia los infiernos. No eran revolucionarios sino “vivianes de postín” que se aprovechaban de las tendencias de justicia y paz para con sus ambiciosas estrategias cumplir con el “quitate tu pa’ponerme Yo”, sin otro objetivo que el egoísmo personal  y el amor por lo fácil y provechoso para si.

Ahora son pregoneros de la tranquilidad social para cobardemente ocultar el terror ante la justificación de tantos bienes adquiridos a la sombra de los verdugos y tantos negocios ejecutados desde la Utopía manipulada de tal forma que sus comodidades mal obtenidas en la Misión Barrio Afuera las han añadido como clausula indiscutible del  Socialismo Científico para ligar su existencia a la lucha revolucionaria del hombre para su bienestar. Seres de la nada.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Anónimo 25/04/2019 - 6:59 am

4.5

Los comentarios están cerrados