Inicio Opinión (Opinión) La vía polaca para Venezuela I. Por Enrique Ochoa Antich

(Opinión) La vía polaca para Venezuela I. Por Enrique Ochoa Antich

Por Enrique Ochoa Antich
297 Lecturas
Enrique Ochoa Antich - del por ahora

Caracas, 30 de septiembre de 2019.

Por: Enrique Ochoa Antich *

@eochoa_antich

Parece caer en oídos sordos la elementalísima advertencia que dice: toda negociación entre contrarios, supone ceder de lado y lado. Así ha sido y así será.

Otra verdad general luce protuberante: en todas las transiciones pacíficas exitosas de regímenes autoritarios o dictatoriales a regímenes más o menos democráticos, quienes dejan el gobierno permanecen en el poder, compartiéndolo. Es decir, en espacios sensibles del poder. Pinochet, De Klerk, Jaruzelski, Ortega, por mencionar cuatro casos.

Dos tozudas exigencias máximas se confrontan y trancan las negociaciones entre nosotros: la pretensión del gobierno de que Maduro termine su período en 2025 como manda la Constitución y la de un sector de la oposición de que salga de la presidencia ya. ¿Cómo pueden conciliarse ambos extremos?

Excepto que se produzca una sangrienta, inaceptable e incierta intervención militar extranjera con participación de EEUU, ambas exigencias conducen a lo que los expertos llaman empate catastrófico. Ninguno de los actores confrontados tiene cómo imponerse al otro: o lo que es lo mismo, cada uno tiene cómo resistir las presiones del otro. De un lado, el Poder Ejecutivo, el presupuesto, la F.A., y Rusia y China. Del otro, la AN, EEUU, las sanciones, el respaldo de 50 países. Entre ambos polos, una nación destruida, una democracia restringida, una base productiva depredada, un pueblo depauperado.

La conclusión es obvia: de seguir así, podemos estar en presencia de una devastación crónica del país. ¿Eso es lo que queremos? ¿Tiene sentido no dar el brazo a torcer?

La gente de Solidaridad en Polonia, confrontada al poder comunista, por una parte, y el poderoso Partido Obrero Unificado Polaco (comunista), por la otra, se encontraron frente a una disyuntiva parecida. Y lograron juntos una resolución negociada: ninguno pretendió el exterminio del contrario. De hecho, 8 de 9 comunismos de Europa oriental lograron transiciones pacíficas a la democracia con base en el diálogo, la negociación, la protesta pacífica y el voto.

El general Jaruzelski, responsable de haber declarado el estado de sitio cuando las huelgas obreras en Gdansk y de centenares de muertes y miles de detenciones arbitrarias, y la élite comunista constataron en elecciones parlamentarias convocadas por acuerdo para sólo 1/3 de los diputados, el clamoroso apoyo popular a Solidaridad.

Solidaridad constató el poder fáctico de aquéllos, comenzando por su control sobre el Estado y, en particular, las Fuerzas Armadas. Y así llegaron a un acuerdo.

Jaruzelski, en su condición de presidente de la república y jefe de Estado, propuso al parlamento a un católico demócrata como jefe de gobierno, Tadeusz Mazowiecki, y el nuevo gobierno democrático, además de integrar al comunista Czesław Kiszczak, último primer ministro, como viceprimer ministro y ministro del interior, reconoció a Jaruzelski como presidente de la república y jefe de Estado.

Sólo quiero usar el ejemplo polaco como una referencia, pues es claro que la resolución de nuestro conflicto político interno debe ser venezolanísima, como ha dicho la Mesa Nacional de Diálogo. Pero la referencia sirve para testimoniar que sí se puede, con flexibilidad, con originalidad, cuando hay voluntad política.

¿Y si nos atrevemos a explorar una vía polaca para Venezuela?

Puede hacerse, sin duda. La próxima semana detallaré cómo.

(*)  Político y escritor. Miembro fundador del Movimiento al Socialismo (MAS). Miembro de la Concertación por el Cambio.

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Vea otros artículos sobre el autor aquí en punto de corte


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

2 comentarios

(Opinión) La vía polaca para Venezuela I. Por Enrique Ochoa Antich - Primera Página 30/09/2019 - 23:09

[…] entrada (Opinión) La vía polaca para Venezuela I. Por Enrique Ochoa Antich se publicó primero en Punto de […]

(Opinión) La vía polaca para Venezuela: la propuesta (II). Por Enrique Ochoa Antich - Punto de Corte 07/10/2019 - 12:01

[…] Diferenciamos, claro, gobierno de poder. También resumimos una de esas experiencias, la vía polaca. Me permito volver a […]

Los comentarios están cerrados