Bogotá, 11 de septiembre de 2019.- El general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia denunció ante la prensa nacional e internacional que el régimen de Maduro pretende bloquear infraestructuras civiles y militares de Colombia utilizando a rebeldes del ELN y disidentes de la ex guerrilla FARC.

En la declaración, el general dijo que «Está muy claro, que lo que quieren hacer es bloquearnos. Eso tendremos que denunciarlo, porque atacar una infraestructura de un país es atacar sus posibilidades económicas, es atacar su pueblo, es atacar su seguridad alimentaria, es sumirlo en el retraso”.

Navarro también dijo que tiene reportes de inteligencia en los que se evidencia el trabajo conjunto de autoridades de ese país con grupos armados colombianos. Según esos reportes, las fuerzas armadas venezolanas y las guerrillas están analizando puntos estratégicos de la infraestructura colombiana (instalaciones gubernamentales y militares, puertos, aeropuertos, puentes y carreteras) para desarrollar posibles ataques. Y «estos bandidos [ELN y disidencias de FARC] tienen y pueden aportar algún tipo de información” dijo el general.

Luis Fernando Navarro reflexionó para la prensa, que a su juicio, las amenazas reiteradas del régimen de Maduro, “de que va a emplear su capacidad contra el Estado colombiano”, hace presumir que debe tener inteligencia sobre los activos estratégicos de Colombia. «Pero también nosotros hemos estado generando acciones de inteligencia y de contrainteligencia para detectar cuáles son las células que están haciendo espionaje sobre nuestros activos, llámense agentes externos o bandidos acá de las organizaciones terroristas colombianas», advirtió el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia.

Están prevenidos

El jefe de las fuerzas militares aseguró que no toma a la ligera las amenazas de Maduro. “Tenemos nuestros planes, los tenemos activados, y nuestras capacidades de inteligencias están al máximo”. Así mismo, dijo que el presidente Duque ha estado trabajando en sus niveles políticos, diplomáticos, y preparando las denuncias respectivas.

En ese sentido, hoy en la OEA, el canciller Carlos Holmes de Colombia, denunció que en Venezuela se refugian alrededor de un millar de rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y unos 600 disidentes de las FARC, entre ellos el ex número dos y otros ex comandantes de esa extinta organización.

Sobre este tema aseguró «Tener claridad de la connivencia de las autoridades del régimen de Maduro, de la Guardia Nacional, y del Ejército bolivariano; les garantizan permisividad total y absoluta, lo que les permite estar tranquilos”.

Con información de Colprensa

También puedes leer en Punto de Corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram