(Opinión) Lecciones de las derrotas político-electorales de las izquierdas y progresismos en América Latina. Por Fernando Dorado

Negar las derrotas es torpe e inútil. Hay que reconocerlas, afrontarlas, evaluar y avanzar. Los trabajadores; los pequeños y medianos productores.