Lima, 22 de abril de 2018/-. La Policía Nacional del Perú (PNP) confirmó que una turba linchó a un ciudadano canadiense al que acusó de haber asesinado el jueves pasado a la líder del pueblo amazónico shipibo-konibo Olivia Arévalo, indicó este domingo el Ministerio del Interior.

Según la información oficial, peritos de la Dirección de Criminalística (Dirincri) de la PNP «identificaron plenamente el cuerpo del ciudadano canadiense Sebastián Paul Woodroffe».

El hombre, quien vivía en la zona donde se produjeron los hechos, fue «ultimado por una turba, acusado de haber asesinado» a Arévalo y su cadáver ya ha sido trasladado a la morgue de la ciudad amazónica de Pucallpa, puntualizó.

El canadiense fue señalado por supuestos testigos como el hombre que llegó hasta la casa de Arévalo, en la comunidad de Victoria Gracia, en la región de Ucayali, para pedirle un canto de curación, tras lo cual efectuó dos disparos al aire y otros tres contra la líder indígena, que le causaron la muerte.

Medios regionales como Pucallpa Noticias y Gaceta Ucayalina aseguraron el sábado que el sospechoso, quien residía en Yarinacocha, al parecer fue capturado y linchado por habitantes indígenas ese mismo jueves, poco después del asesinato de Arévalo.

Con información de El Mundo

Lea también: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspenden participación en bloque Unasur