Caracas, 2 de septiembre de 2019. La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz – actualmente en el exilio-, reveló en entrevista exclusiva para Miami Mundo, que el exdiputado a la Asamblea Nacional, Ismael García, fue el político opositor venezolano que la ayudó a salir del país el pasado agosto de 2017, cuando ella se reveló contra el régimen de Nicolás Maduro.

La también abogada detalló que contó con varias propuestas para huir de Venezuela, antes que fuera encarcelada por el madurismo, como “salir por Brasil, otras por Trinidad, por la Guajira, la que más me gustaba (…) y esta que tomé en la que me ayudó Ismael García, fue él que allanó el camino por el que yo salí”.

Ortega Díaz ratificó que “entre muchas personas que le agradezco, está Ismael”, por haberla ayudado a ella y a su familia.

Asimismo, comentó como fue su huida por las costas venezolanas para llegar a Aruba: “Como si fuera a la playa, con unos shorts, el traje de baño puesto (…) con la boca marcada, una peluca negra y una cachucha, en las alcabalas bajamos los vidrios y saludábamos, además íbamos con identificación falsa”.

Describió que salieron “a las 4:00 de la mañana. Sale un vehículo primero el que llevaba las maletas, todos llevábamos una maleta pequeñita, en el segundo carro iba Germán (su esposo) y una persona y en el tercer carro iba yo con tres personas más, el primero cantaba la zona, el segundo ratificaba y en el tercero íbamos nosotros”, agregó la exfiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente.

Asimismo, aseguró que ella “venía haciendo planes de todo lo que iba hacer, en el camino estuve en una conferencia telefónica de los Fiscales Generales porque todos los fiscales de la región estaban preocupados, los mensajes de ellos eran sal de Venezuela no sabemos que te pueda pasar”.

La exrepresentante de la Fiscalía General de Venezuela, recalcó que cuando “por fin salimos” y llegó a la isla de Aruba, “me recibe unos amigos, fue Ismael el que me contactó con ellos, me hice amiga de ellos ahí. Después contacte con un amigo que me mandaran a buscar en un avión, hasta que llegue aquí a Colombia”, acotó.

Ortega relató que luego del discurso que dio el 3 de marzo de 2017, comenzó a vivir “en casa de amigos, tres días en casa de uno, tres días en casa de otro, pero hasta los amigos se comenzaron a poner aprehensivos, era cambiar teléfonos, carros, casas. Hasta que su asistente le dijo: ¿y cuándo se acaben los amigos, las casas, los teléfonos, qué vamos hacer?”.

Al finalizar la entrevista, enfatizó que en Venezuela urge la “unidad de verdad, de corazón, no de boquita, que haya cohesión en los planes de salir de Maduro, planes dirigida a la gente más sufrida”.

Con información de Miami Mundo.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram