Caracas, 27 de mayo de 2019. Cerca de las 12:00 del mediodía de este lunes, llegó a las inmediaciones del Hospital JM de los Ríos, Yeniffer Guerrero, madre del niño Erick Altuve Guerrero, uno de los cuatro infantes que falleció este domingo 26 de mayo, esperando el trasplante de médula ósea.

Bajo las cámaras de Punto de Corte, nuestro corresponsal Johan Álvarez, reportó que Guerrero denunció a los medios de comunicación que su hijo necesitaba el medicamento Propofol y cuando se dirigió a la farmacia del hospital, el mismo farmaceuta le indicó que la directiva del JM de los Ríos, tenía esta medicina “bajo llave”, por lo que no se le pudo suministrar al niño.

La madre aseguró que con este medicamento se le hubiese podido salvar la vida a su hijo, por lo menos por unos días más, mientras se reactivaba el procedimiento para las quimioterapias, que han sido suspendidas por dos semanas en el hospital oncológico infantil del país.   

Asimismo, se pudo conocer que los familiares de estos cuatros niños se encuentran realizando los trámites para efectuar el velorio y sepelio de los infantes.

Dato

En el hospital de niños, los tres niños con cáncer, Andrea Ruíz, Jesús Mujica y Giovanni Figuera, fallecieron la semana pasada. Los pacientes infantiles tuvieron inconvenientes para recibir sus quimioterapias. Y al no haber disponibilidad en el centro asistencial, los padres se vieron obligados a intentar conseguir el tratamiento por sus propios medios. Al terminar sin éxito, los niños fallecieron.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram