Inicio Opinión (Opinión) Malas hierbas y alimañas-Cosecha en riesgo. Por José Gregorio «El Gato» Briceño

(Opinión) Malas hierbas y alimañas-Cosecha en riesgo. Por José Gregorio «El Gato» Briceño

Por Punto de Corte
Fariseos Rojos - Gato Briceño

Caracas, 14 de octubre de 2019.

Por: José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba

@josegbricenot

Los resultados del último round internacional contra la narcotiranía en la Asamblea General de las Naciones Unidas recién pasada, la tienen en la lona de donde a duras penas y con la ayuda del dinero proveniente del negocio que los cataloga como una Agencia de Crimen Organizado, se podrá levantar totalmente.

Pero hay que poner mucha atención a sus aliados (son muchos y de muy diversa procedencia) quienes oxigenan a esta mafia, pues es de sumo interés para todos los socios mantener al monigote Maduro usurpando el poder, dejándolos saquear nuestras riquezas y entregándoles nuestro territorio lo que los convierte en los peores traidores a la patria. 

Estas fichas de baja calaña, malas hierbas enraizadas, cunden por todo el hemisferio ya que el trabajo de los chulos Castro siempre estuvo orientado a sembrar malezas y alimañas por doquier para desparramar su degradado y corrupto «proyecto» comunista tan cacareado.

Así las cosas, luego de entrenar a muchos hampones, el imperio cubano tuvo su época de oro, su corte de élite cuando el finado galáctico era el bufón predilecto y tenía a sus monigotes de Ecuador, Argentina, Brasil y Bolivia amenazando peligrosamente a todo el continente. Aún persisten esas alimañas en destruir nuestros países, no descansan en su manía de arruinar y someter países para mantenerse en el poder.

Ya el nerviosismo de estas crías herederas de la anarquía por perder el poder es tal, que están activando la consabida estrategia de lanzar al ruedo a sus antiguos seguidores para convertirlos en agentes desestabilizadores y generar malestar general en la sociedad. Es demasiado evidente, público y notorio que es una acción orquestada y financiada por el chavismo y lo que queda de la corte bufona comunista.

El pasado lunes pudimos ver el pronunciamiento o denuncias del presidente del Ecuador en donde hizo unas series de acusaciones contra el ex presidente Rafael Correa y el capo Nicolás Maduro de financiar y desestabilizar el Ecuador. En su alocución también denunció que altos ex funcionarios del gobierno de Correa fueron a Venezuela en días recientes lo que evidencia y confirma dichos recientes hechos.

La región ha comenzado curiosamente a sufrir espasmos sociales , protestas y actos violentos casi simultáneamente en los países que nos han apoyado firmemente y sin tapujos, ya lo había denunciado el presidente de Colombia Iván Duque Márquez ante la O.N.U hacen pocos días y el capo internacional Diosdado Cabello en su programa el pasado miércoles afirmó que lo que sucede en el Ecuador, también sucederá en Colombia y que casualidad, que el día siguiente las manifestaciones en Bogotá fueron activadas con tinte de vandalismo  además de que todos los informes de las centrales de inteligencia del gobierno de Estados Unidos igualmente lo confirman.

Por otra parte, los países de talante Democrático que sienten realmente lo que a Venezuela le está pasando iniciaron en contraparte una siembra de alianzas estratégicas lideradas por la posición de Juan Guaidó desde enero de este año, con semillas de esperanza, progreso y libertad, lo que nos levantó con más fuerzas a enfrentar esta calamidad. Contra eso han hecho mil y una triquiñuelas, pero no hay vuelta atrás, se les acabó el tiempo y ya no les queda nada por destruir.

Aunque el escenario descrito nos indica su fin hay varias preocupaciones que quiero exponer pues a pesar de que esas semillas han germinado por estar llenas de buena prospectiva para nuestra región, la cosecha puede estar en riesgo.   

En todas las instancias internacionales hay un resquemor al apenas mencionar la posibilidad de apoyar una coalición de una fuerza multilateral para enfrentar a estos peligrosísimos grupos que tienen en nuestro territorio a un santuario del terrorismo;  esto alarga el tiempo  usurpando el poder al capo de Maduro y lo posibilita a seguir avanzando y retomando espacios ya ganados por la democracia mientras se dilucidan protocolos y otras convenciones que no saben de desnutrición de niños y muertes por falta de atención.

Lo otro que no concuerda en mi esquema de actuación ideal es que luego de 9 meses de presión y más de 50 países a favor del accionar constitucional del presidente Juan Guaidó, habiéndolo presionado para que efectuara o aceptara el diálogo con el narcorégimen y aceptando esta opción a sabiendas de que el resultado sería de nuevo la burla de dichos diálogos, el resultado es la ganancia de tiempo con su táctica dilatoria.  Habiendo cumplido con la comunidad internacional ya debe asumir su rol ante la historia y comenzar a armar o pedir sin tapujos el apoyo de la coalición internacional para la liberación de la patria, pues de no hacerlo, la cosecha está en riesgo.

Estos temas, en mi modesta opinión, deben ser sacudidos y atendidos de inmediato, es imposible sacar a unos bandidos criminales terroristas del poder con métodos conciliatorios.

Como preocupación de política interna he visto que algunos voceros de los partidos que integran el denominado G4: Acción Democrática (AD), Voluntad Popular (VP), Un Nuevo Tiempo (UNT) y Primero Justicia (PJ) en las que han afirmado que están trabajando en conformar Comandos para unas elecciones presidenciales «libres» con Maduro en el poder o para disimular se separa temporalmente del poder y deja encargada a la vicepresidente Delcy Rodríguez.

De ser cierta u oficial esa posición, definitivamente se perdería la esperanza de la libertad de Venezuela, nuestro deseo es que eso no sea cierto pues seríamos definitivamente Cubazuela.  Esa conducta de dichos partidos está bien lejos de la esencia del pluralismo democrático y los que tienen duda de lo que aquí afirmo, pregunten a los demás integrantes del Frente Amplio ya que el sectarismo y el anacronismo están acabando con la agenda del cese de la usurpación para tener elecciones libres y un gobierno de transición.

Desde la cárcel del exilio le hablo al presidente Juan Guaidó seriamente para que exhorte a los partidos del G4 a bajar sus ímpetus electorales y a las iniciativas de diálogo con el narcorégimen para perpetuarse en el poder a través de las supuestas «elecciones libres». Lo invito a tomar decisiones aún más trascendentales que lo llevarán seguramente a transitar la historia hacia la libertad de la peor desgracia que ha vivido la patria como lo es el narcocomunismo.

Cada vez hay más demostraciones del comportamiento antidemocrático de estos enajenados y fue ayer sábado cuando le impidieron la entrada al país al recién electo presidente de Guatemala y su comitiva de alto nivel.

En cambio, a sus aliados, las fuerzas terroristas de América Latina son anunciados con bombos y platillos en cadena de radio y televisión cuando ingresan al país como lo hicieron con los asesinos de las FARC en el foro de Sao Paulo en Caracas y sin embargo a un presidente demócrata electo libremente por su pueblo le prohíben la entrada a nuestro país. Otra jornada más de dictadura y tiranía para quienes aún creen que es posible negociar con ellos.

Con la seguridad de que el tiempo será el mejor testigo para darnos la razón a los que miramos las cosas con objetividad y madurez política y observando con preocupación a los que por razones ya conocidas o mercantilistas defienden el diálogo con crueles criminales que los han matado, encarcelado a compañeros de partidos, no queda sino pensar que ellos salieron en libertad contagiados con el síndrome de Estocolmo.

Los espero en la acera de los que apoyamos acciones de fuerza para apalancar los avances de las acciones diplomáticas y sigo con más firmeza dando la pelea con lo que nos queda LA PLUMA Y LA PALABRA

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Vea otros artículos sobre el autor aquí en punto de corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados