Caracas, 26 de junio de 2019/.- En una entrevista para el Diario ABC de España. Carrie Filipetti, Viceconsejera para Latinoamérica del Departamento de Estado de Estados Unidos reafirmó que hay “entre 20.000 y 25.000 cubanos ocupando ilegalmente el país».

“La razón de por qué estamos tan involucrados con la causa venezolana es que la administración del presidente Donald Trump reconoció una oportunidad para la salida de Maduro de manera constitucional con el presidente interino Juan Guaidó. Cuando asumió el liderazgo de la oposición en enero, consideramos que era la persona a la que podíamos apoyar para que devolviera la democracia a su pueblo” subrayó-.

Señala que ellos ven a la oposición muy fuerte, enfrentándose a diario al régimen de Nicolás Maduro. “La gente en Venezuela ha salido a protestar, vemos cientos de protestas cada mes. Ellos mismos quieren retomar su democracia” destaca.

¿Por qué está usted tan segura de que Maduro va a dejar el poder?, le preguntan a la miembro del Departamento de Estado y ella responde:

  • “En primer lugar, porque los dictadores siempre acaban siendo depuestos. Y porque hemos visto las impactantes consecuencias de las sanciones impuestas por EE.UU., que le generan mucha presión a Maduro. Además, hemos visto a sus altos mandos militares, su jefe del servicio de inteligencia y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, todos unidos negociando para sacarlo del poder. Maduro no puede confiar en nadie. Si uno se fija en lo que Juan Guaidó tiene y en lo que Maduro tiene, la respuesta es muy muy clara. Maduro tiene a los cubanos, tiene un cierto respaldo de Rusia y un cierto apoyo de las Fuerzas Armadas. Eso es todo lo que tiene. Ahora, qué tiene Guaidó: el apoyo de los líderes democráticos del mundo incluyendo a EE.UU., la UE, el Grupo de Lima; la confianza de la mayoría del pueblo de Venezuela y lo respaldan las sanciones que protegen el dinero de los venezolanos del régimen de Maduro. Guaidó tiene todo lo que se necesita para tener éxito. ¿En qué se apoya Maduro? En la brutalidad, su último recurso como dictador”.

¿Por qué el objetivo aún no se ha logrado?

  • Han sido seis duros meses luchando en este proceso junto a la oposición. Necesitamos recordar que esto es una dictadura que ha estado en el poder por casi dos décadas. La democracia es muy difícil de conseguir. EE.UU. ha luchado por ella en primera fila, muchos países de Latinoamérica han luchado también por ella hasta conseguirla. Esto va a ser un proceso que va a llevar tiempo, pero creemos que con la presión internacional que se ha aplicado contra el Gobierno y con el respaldo de 50 países de todo el mundo lo lograremos. Durante todo mi trabajo como diplomática, nunca antes había visto el compromiso de la comunidad internacional para que acabe el sufrimiento en Venezuela. Si seguimos unidos en esta causa es muy obvio que lo lograremos”.

Asegura que los “altos mandos que rodean a Maduro se están volviendo en su contra, como el general Christopher Figuera. Puede que el 30 de abril no haya resultado con el presidente interino en Miraflores, pero tampoco resultó a favor de Maduro y su permanencia en el poder. Él estaba escondido en un búnker, rodeado de cubanos y asustado. Tardó en salir en público más de 12 horas. Quedó muy claro que Maduro estaba asustado. Ese día prueba que estamos muy cerca de lograr una transición”.

Continúe leyendo la entrevista en ABC

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram