Caracas, 01 de febrero de 2019.- La ministra brasileña de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves, raptó a su hija adoptiva, Lulu Kamayurá en territorio indígena.

El hecho sucedió hace 15 años en la aldea Kamaruyá, ubicada en el estado brasileño de Mato Grosso (centro-oeste del país).

Cuando Alves sacó a la niña de la aldea, utilizó como excusa, llevarla al odontólogo a un chequeo dental. Para ese momento la pequeña tenía 6 años de edad y actualmente viven juntas en la capital del país, Brasilia.

Según la revista Época, la ministra quien también es pastora evangélica, aseguró que los derechos de Lulu Kamayurá fueron «observados» y que «ninguna ley fue violada».

Nunca formalizó la adopción, y la familia biológica de la niña no sabía que jamás volverían a verla.

«La familia biológica la visita regularmente; tíos, primos y hermanos que salieron con ella de la aldea residen en Brasilia, todos mantienen una excelente relación afectiva», aseguró la ministra, que no aclaró por qué no legalizó la adopción.

Con información de Mundo

Foto referencial

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram