Caracas, 16 de julio de 2019/.- Continúa disparándose el dólar libre, dejando atrás la aparente estabilidad que había alcanzado tras las medidas tomadas por el Banco Central de Venezuela, con la aplicación de un encaje legal elevado para detener la liquidez monetaria y la instalación de mesas para la compra y venta de divisas a través de la banca.

El diferencial de la divisa americana entre el libre mercado y la tasa BCV, asciende a 22%.

A continuación los montos que reflejan los distintos monitores sobre la cotización del dólar en el mercado informal:

Con este precio del dólar libre, el salario mínimo (Bs. 40.000) equivale apenas a 4,36 dólares.

De acuerdo al CENDA, En el mes de JUNIO el salario mínimo real sólo tuvo un poder adquisitivo del 2.8 % de la Canasta Alimentaria para el grupo familiar.

En promedio una familia venezolana requería 35 salarios mínimos para cubrir sus gastos de alimentos básicos en un mes.

Para las empresas, este 2019 también implica nuevos retos a superar, pues el elevado encaje legal aplicado para frenar la hiperinflación y el aumento del dólar, las ha puesto en aprietos.

Al respecto, el economista Asdrúbal Oliveros señala los cambios en el entorno que las empresas deben asimilar en esta etapa:

1. Una moneda que se está apreciando, favoreciendo al producto importado

2. Una reducción agresiva del crédito para el sector privado y un encarecimiento del mismo

3. Y un consumidor con poco margen para incrementar sus compras y mayor dependencia a los subsidios del Estado.

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram