Caracas, 13 de diciembre de 2018. La falta de transporte originó una nueva tragedia este fin de semana por un accidente con un camión en el que murió un niño en el estado Lara.

“Mi pequeño se llevó la peor parte”, dijo al diario La Prensa de Lara el padre del niño de dos años que murió ayer en la mañana tras agonizar por 48 horas en el Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga.

El papá del pequeño relató que el domingo en la mañana salió junto a su esposa y tres hijos a la iglesia cristiana, y como les quedaba un poco retirado le pidieron la cola a un chofer de un camión 350, que funciona como «perrera» en la zona.

La familia se montó en la plataforma del camión, que no llevaba baranda. Cuentan que cuando llevaban más de 5 minutos de carretera iban pasando por una curva y fue en ese momento cuando el bebé y el papá cayeron al pavimento.

El hombre se golpeó en el pómulo y nariz y quedó inconsciente, mientras que el niño cayó a unos metros más lejos y presentó fracturas en brazos y piernas y un traumatismo en la cabeza, además de quemarse la piel con el pavimento.

Vecinos de la comunidad contaron al medio regional que a diario se tienen que trasladar en colas porque en Guarico las unidades de transporte público no sirven.

 

Lea también en Punto de Corte: Cabello sobre las perreras: “Nuestros gobernantes no se quedan con los brazos cruzados y se busca alguna solución”

 


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram