Caracas, 21 de marzo de 2018.-/ Nicmer Evans, vocero del Movimiento por la Democracia y la Inclusión, aseguró este martes durante un foro organizado por el Centro Popular de Formación Ciudadana que el éxito de la oposición radica en un cambio de mentalidad. Para eso es necesario dejar de acusar a otros de colaboracionistas.

“La unidad busca ser uno solo mientras que la unión reconoce lo diverso”, aseguró Evans.

“Uno de los grandes errores de la Mesa de la Unidad Democrática fue el haber pretendido ser uno cuando nunca lo fue. Si saltamos a la época de la unión, creo que podemos preservar cada uno su identidad, pero comprendiendo que, tácticamente, necesitamos encontrarnos en muchos de nuestros objetivos”.

A su juicio, los acuerdos programáticos dentro de esta unión deben prescindir de ideología, fuente de los obstáculos y las diferencias. Para consolidar esa unión recomienda dejar atrás los viejos vicios de la práctica política: el protagonismo excesivo, que no es más que el afán de desplazar al otro y demostrar que uno es el que controla el aparato.

“Insisto en la necesidad de comprender que hay que dejar de utilizar epítetos pues eso resquebraja más la posibilidad de la unión. Tampoco debe señalarse a otros como colaboracionistas. Ese es uno de los peores errores que se pueden cometer en este momento porque se le está haciendo el juego al gobierno”, explicó.

Considera que el gobierno del presidente Nicolás Maduro sabe que no hay unidad y trabaja permanente en sembrar la división sin necesitar para ello de grandes estrategias.

“Sin entrar a calificar la estrategia de si participar o no en las elecciones, el objetivo concreto del gobierno era firmar un acuerdo en República Dominicana. Pero al detectar la división que había dentro de la oposición encontraron un elemento adicional que les permitió argumentar que, si no se firmaba el acuerdo, también salían ganando”, apuntó.

Nicmer Evans simpatiza con la creación del Frente Amplio Venezuela Libre, cree que desde entonces la orientación del debate ha tomado un matiz distinto y que incluso las convocatorias a movilizaciones van a ser diferentes.

“El ejercicio de la conciencia política y de la necesidad de encontrar elementos de unión están ahí, están presentes; son absolutamente factibles, y absolutamente pertinentes”, dijo. “El primer salto tiene que ser organizativo. Es necesario de que el Frente tenga presencia en las parroquias, en los municipios y en los estados, y que haya una vinculación directa con los sectores sindicales, empresariales y sociales”.

Por último aseguró: “El daño que se ha hecho en el tejido social y en la política no se supera de manera inmediata y automática por salir del presidente, algo que deseamos que pase y que sea ya”.

 

Lea también en Punto de Corte: NICMER EVANS: FRENTE AMPLIO VENEZUELA AÚN NO ES TAN AMPLIO