Inicio Opinión (Opinión) Opción fallida. Por Américo Martín

(Opinión) Opción fallida. Por Américo Martín

Por Punto de Corte
703 Lecturas
Que crezca la audiencia - Américo Martín

Caracas, 2 de octubre de 2019.

Por: Américo Martín

@AmericoMartin

En ocasiones dispares se me ocurrió poner a Nicolás Maduro -recién nombrado sucesor- frente a modelos que sin embargo desestimó. Su política marchaba sobre cauces que lo sobrepasaron. Y adicionalmente quizá porque quien hablaba de esas variantes estaba entre quienes nunca creyeron en la idoneidad de aquel proceso. Percibí, y no fui el  único, su índole militarista no obstante la pompa bolivariana o socialista auto-referida al siglo XXI. En fin, mi opinión sobre lo que pudo hacer Maduro en lugar de lo que hizo, fue expuesta más con fines pedagógicos para terceros o para militantes a quienes los magros logros de la revolución sembrarles dudas.

Los modelos mencionados los reduzco a tres: 1) la transición democrática conducida por Joaquín Balaguer en República Dominicana tras el asesinato de Rafael Leónidas Trujillo 2) la transición conducida por Adolfo Suárez, un franquista leal, desde el nacional-falangista impuesto por Franco a la ejemplar democracia que recuperó España y recuperó a España 3) La transición iniciada por el general López Contreras hacia la avanzada democracia del trienio adeco presidido por los dos Rómulo que la historia reconoce.

¿Qué hay en común entre esos tres procesos de cambio democrático y los líderes que los encausaron?   

Lo primero es que López Contreras fue el más fiel de los altos funcionarios del dictador Gómez; Adolfo Suárez el más táctico y habilidoso y menos ruidoso de los seguidores de Franco, cercano a la viuda y creador de una “asociación para conservar las esencias del franquismo”, y Joaquín Balaguer, uno de los intelectuales más destacados de República Dominicana y sin embargo con infinita capacidad para soportar humillaciones del tirano que lo nombró Presidente fantoche de la República. Es decir, los unía el hecho de reconocer hasta el último minuto la autoridad del autócrata sin mostrar ambición personal. Diría que López Contreras fue el menos sinuoso, el más recto.

No fue fácil porque los tres monarcas absolutos a los que estaban sustituyendo eran suspicaces y astutos. Pero lo lograron. Tras la muerte física de Gómez, Trujillo y Franco, López, Balaguer y Suárez rompieron el paradigma dictatorial. Ninguno de ellos “repitió” al agobiante totalitario que los antecedió. Marcaron un rumbo propio, más bien inesperado y hasta sorprendente. En lugar de esmerarse en no dejar duda de su identidad con el benefactor, no pretendieron  ser más papistas que el Papa. Abrieron los portones de la democracia y pasaron a la historia como ductores de la transición. Nicolás Maduro, en cambio, quiso convencer a todos de su  disposición de profundizar la obra de quien honró como segundo Libertador. Se aferró a lo que estaba destinado a desaparecer en medio del rechazo colectivo y sumió a Venezuela en aguas cenagosas. El autor del desatino se ha encerrado en un campo minado, sin asomo de solución a la polifacética crisis que nos abruma.

López Contreras afrontó la conspiración de los viudos del gomecismo. Hoy figura entre los precursores  del posgomecismo. Para Manuel Caballero fue el verdadero “Padre” de la democracia. Betancourt –agrega- no podía serlo porque la democracia no tiene padre.

  • ¿Y si no lo tiene por qué dices que López lo fue?

Amigo de las paradojas, sorprendía con ellas, sin mentir. Desde la cima de su condición profesional, responde:

  • El régimen de López no fue una democracia, sino un proceso en esa dirección. Y ahí si caben paternidades.

Maduro no entendió el quid. O no se atrevió. ¿Resultado? La vergonzosa miseria de Venezuela y de sus nunca peor tratados habitantes.

En noches de insomnio, plagado de fantasmas y brujas fatídicas, habrá clamado: ¡El que venga detrás que arree!  

* Escritor y abogado

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados