Inicio Noticias (Opinión) La hambruna es castrochavista: Antonio Ledezma. Por Luis Velazquez Alvaray

(Opinión) La hambruna es castrochavista: Antonio Ledezma. Por Luis Velazquez Alvaray

Por Punto de Corte
89 Lecturas
Luis Velazquez Alvaray
Caracas, 6 de abril de 2020.
Por: Luis Velázquez Alvaray

Me parece interesante transcribirles la advertencia del alcalde Ledezma sobre la situación agroalimentaria del país.

Su descripción demuestra como el castrochavismo destruyó totalmente el sistema productivo. Es una radiografía precisa:

 “A la campaña de Maduro y sus compinches, de querer hacer ver a la gente que el bloqueo impide que no haya comida en Venezuela, hay que salirle al paso a esos farsantes y tocar las puertas de la memoria de la gente. Por ejemplo, recordemos lo que comenzó a ocurrir en Venezuela con aquel grito estridente de Chávez expropiando. “Exprópiese”. No se olviden de los movimientos que hubo en diciembre del año 2001, cuando se anunció la Ley de Tierra. Esa Ley de Tierra dio pie para que se confiscarán en Venezuela mas de 5 millones 800 mil hectáreas, muchas en plena producción; ahora están en quiebra.  No olviden que el 17 de diciembre del año, el 2010, se decomisaron más de 47 fundos, comenzando por la famosa Hacienda” Bolívar”, en el sur del lago. Allí se apareció el personaje llamado Loyo, con una franela del Che Guevara, rodeado de militares, “empistolado” y anunciando las expropiaciones. Toda esa historia hay que recordarla; ese cuento de que no hay leche, no hay papa, no hay huevo, por el bloqueo, ese cuento todo es absolutamente falso.  lo que hay que recordarle a Maduro es que en lácteos los andes, las dos plantas que se tenían en Cabudare y en Nueva Bolivia, que se procesaban entre 400 mil y 600 mil litros de leche diariamente, trabajaban seis días a la semana. Eso lo acabaron, La planta de leche “La batalla” en Barinas, también la quebraron, procesaban allí más de 100 mil litros de leche por día. El complejo “Florentino”, ese famoso sistema que agrupaba una planta de Guárico, Camaguan, Aragua, Socopó, la planta de Machiques, Valle de la Pascua, eso también lo arruinaron, a San Juan de los Morros llegaba la leche en polvo, que salía de allí. Los mataderos de Clarines, de Pedraza, de Maturín.  Leía la semana pasada un reportaje, que ni siquiera refrigeración tienen. El famoso centro de engorde en Portuguesa, yo lo conocí, eso también lo liquidaron. Los hatos de “agroflora” que garantizaban 200 mil toros por año, eso ni siquiera llega a un 10% o es que se olvidan de los hatos confiscados, aquellos espectáculos que montaron cuando decomisaron “la marqueseña”,  “ el hato Caroní”, el hato “el frio” de Apure por ejemplo, que tenía 35 mil reses y hoy lo que hay es un peladero; el Hato “el charco” en Cojedes con 10 mil animales y hoy lo que hay son puros rastrojos: la empresa de porcino” Del alba”, tenían más de 200 mil madres,  en producción, la empresa avícola “Del alba”, las leguminosas de esa empresa, ya no hay granos, no hay frijoles , caraotas no hay, el Complejo “Abreu de Lima”, con más de 40 mil hectáreas de cultivo de soya, eso lo liquidaron, hasta las plantas de chocolate” carupano”, dígame el “aceite Diana”, también lo acabaron y sino faltaba más, agarraron “agroisleña”, en Calabozo, a los parceleros de allá,  que se apoyaban en el   sistema de riego  del Guárico, de la represa de Calabozo, productores de arroz, fundamentalmente; a la gente que cultivaba sorgo, en Chaguarama, maíz en El Socorro,  “agroisleña” le brindaba asistencia técnica, recuerdo que allí iban técnicos a darle orientación a los productores o agricultores, les daban los créditos oportunos, las semillas, fertilizantes, a los ganaderos  les daban “proteron”, que eran uno de los insumos fundamentales; pues bien asaltaron “agroisleña”, se la robaron en nombre de “agropatria”, yo digo que “agropatrás”,   porque eso desapareció, y ha sido una gran perdida para todos los productores agropecuarios. De los ganaderos no se diga, que fue de la raza” gertrudis” en el Zulia, la raza” limonero”, de gran prestigio, no sólo en Venezuela sino en toda américa latina. la raza “carora”, eso también lo liquidaron, y además, esos ganaderos de doble propósito de carne y leche, están totalmente afectados, son unos héroes que todavía soportan esta situación, porque no sólo es el problema del control de precios, la falta  de insumo, fertilizantes,  semillas, la falta de alambre, repuestos para la maquinaría, y es que los asaltan a todos los productores de El Sombrero, de Ortiz, de Calabozo, de Camaguan, de La Pascua, de Tucupido o Santa María, es una verdadera tragedia, lo que han vivido  nuestros productores agropecuarios; aquí lo que debemos es hablar de estos barbaros que han destruido no solamente la industria petrolera,  las empresas de Guayana, es que destruyeron el corazón de la soberanía de un país, que es la producción agropecuaria y ellos son los responsables. No caigamos en trampas, no le demos créditos a esos cuentos chinos, o esa gritería de Maduro diciendo que no hay comida en Venezuela por el bloqueo, ningún bloqueo, lo ha dicho muchas veces Guaidó, en las conversaciones con Trump, que por ningún aspecto están bloqueados el ingreso a Venezuela de alimentos ni medicina, no hay medicina y no hay alimentos por todas estas cosas que ahora muy bien las conoce la comunidad internacional”.

La descripción hecha por el alcalde Ledezma es tan cierta, que el empobrecimiento del país alcanza la mayoría de los hogares venezolanos, que presentan inseguridad alimentaria, ya que el 94% de la población no tienen ingresos suficientes para comprar alimentos.

Hambrómetro

El observatorio de la seguridad alimentaria en Venezuela destaca cifras aterradoras, originando grandes retardos en el crecimiento físico mental de los niños. El 63% de los venezolanos se salta una o más comidas en el día, y el 25% no tiene asegurada ni siquiera una ración en 24 horas.

Desde el 2014, ante el desastre creado por los usurpadores, que nada tiene que ver con el bloqueo, millones de personas han adoptado estrategias de sobrevivencia: reducir la calidad de las comidas, endeudarse para poder comer y emigrar a otros países -seis millones de venezolanos- buscando una esperanza en otras latitudes.

La farsa de los castrochavistas no tiene parangón: deben responder pronto por este crimen masivo de lesa humanidad.

(*)  Ex Magistrado del TSJ

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Vea otros artículos sobre el autor aquí en punto de corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados