Inicio Noticias (Opinión) Plan de terrorismo de Estado impulsado por el régimen de facto en Venezuela. Por Edwin Sambrano Vidal

(Opinión) Plan de terrorismo de Estado impulsado por el régimen de facto en Venezuela. Por Edwin Sambrano Vidal

Por Mariana Moreno
162 Lecturas
Maduro militares

Caracas, 26 de mayo de 2020. La estrambótica solicitud totalitaria de considerar al partido Voluntad Popular, hecha por el Fiscal impuesto por la inconstitucional Asamblea Constituyente, a quien los periodistas llaman el fiscal de Maduro; parece ser parte del plan de terrorismo de Estado en proceso ejecución por diferentes órganos del régimen de facto existente en Venezuela.

Este plan es la reacción oficialista en respuesta a la exitosa gira internacional de Juan Guaidó en la cual recibió directamente el apoyo de decenas de líderes de importantes países del mundo occidental; contando, incluso, con el respaldo de una amplia mayoría del Congreso de EEUU, incluyendo a su destacada presidente de la Cámara de Representantes y a la bancada del Partido Demócrata.

🔹 EL INICIO Y SU CURSO

Este plan se inició, como recuerdan, desde antes del regreso de Juan Guaidó al país, con amenazas de detención, y continuó al momento de su arribo con las cobardes agresiones contra él y muchos de sus partidarios en el mismo aeropuerto Simón Bolívar en Maiquetía y, al mismo tiempo de su llegada, con la desaparición y posterior detención arbitraria de su tío, contra quien hicieron absurdas imputaciones.

Después hubo un atentado y agresiones violentas contra Juan Guaidó en su gira a Barquisimeto y otros lugares. Luego la persecución y detención de varios de los miembros de su equipo de trabajo directo y el secuestro de la novia de uno de ellos con ruines vejámenes y la abyecta amenaza de violación sexual.

🔹 UNA REACCION VIOLENTA A LA MOVILIZACION DEL PUEBLO

 La formidable respuesta del pueblo con la movilización nacional del 10 de Marzo de 2020 y el plan de movilizaciones parciales por sectores, junto con el crecimiento de la protesta popular en Caracas y otras importantes ciudades y regiones, presionaron al régimen de facto y éste aprovechó la pandemia para imponer, bajo el pretexto de la cuarentena, una especie de confinamiento nacional temprano, el cual le resultaba muy útil, -como anillo al dedo-, a sus objetivos de desmovilizar a la población, frenar las anunciadas manifestaciones de protesta y aislar a los sectores en lucha  exagerando los peligros de contagio para ese momento.

🔹 La propuesta de Guaidó los desesperó

El régimen de facto precisaba con urgencia otro factor de distracción y atemorización que opacara el creciente interés público generado por la extraordinaria propuesta de Guaidó de un Gobierno de Emergencia Nacional de carácter plural y transitorio, sin Maduro, que hiciera frente a la crisis del país y del COVID-19, insistiendo en convocar a todos los factores políticos del país, incluido el Psuv y otros sectores de la oposición. También insiste en poder lograr obtener fondos de multilaterales para combatir la pandemia y, especialmente, para mejorar con urgencia las condiciones del sector salud en preparación de la atención eficaz para el momento de expansión del contagio.

Esta propuesta es respaldada por el gobierno de los EEUU, que lo expone en sus propios términos. Coincidiendo con ese pronunciamiento, la Fiscalía General de EE UU realiza una imputación formal contra varios miembros del régimen de facto y una requisitoria de ellos, con una cuantiosa recompensa.

🔹 La sospechosa incautación de armas en Colombia, preámbulo de la nueva etapa del plan de terrorismo de estado.

Inmediatamente después despliegan la trama fraudulenta de la bufa y macabra operación Gedeón, con una extrañamente “azarosa” incautación de armas en Colombia que tiene toda la apariencia de haber sido delatada por infiltrados del régimen facto para iniciar la nueva etapa del plan de terrorismo de estado que llega a su clímax con la olla de propaganda sucia, muerte, torturas y represión alrededor de la fraudulenta Operación Gedeón.

Lea también en Punto de Corte: (Opinión) El altar de la gasolina. Por Eugenio Montoro

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados