Caracas, 6 de agosto de 2019. La nueva orden ejecutiva anunciada recientemente por EEUU contra el régimen venezolano, ha generado una ola de incertidumbre entre la comunidad nacional e internacional. Este martes el internacionalista Luis Angarita, explicó a Punto de Corte qué representa esta medida para el pueblo venezolano.

“Las sanciones son una escalada de presión adicional de lo que hemos vivido desde el año 2017, con las sanciones que están haciendo al gobierno venezolano”, por lo que “no implican mayores cambios en lo económico. Es decir, en casi todas las acciones que contemplan esta nueva orden, ya el gobierno la viene sufriendo y la población va a estar en iguales condiciones, no mejor ni peor”, puntualizó a través de una conversación telefónica con nuestra periodista Nurelyin Contreras.

Al ser consultado sobre si esta nueva orden afecta directamente a Nicolás Maduro o al Estado venezolano, Angarita descartó esta sea contra el pueblo.

“Técnicamente va contra Maduro y su gente. Los privados no tienen esas restricciones, aunque pueden sufrir los sufrir los efectos por el miedo del sistema financiero”, advirtió el también profesor de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV.

Angarita puntualizó que “al gobierno se le dificulta más todo lo que tiene que ver con su relacionamiento internacional, porque las sanciones están especialmente dirigidas a terceros Estados, para evitar, por ejemplo, que la India negocie con Venezuela”.

A su juicio, en un mediano o largo plazo “sí puede mermar aún más las debilitadas finanzas del gobierno de Maduro”.

El internacionalista enfatizó que estas sanciones implican que las “remesas se mantengan, y eso es una buena fuente para toda la sociedad, porque representa un ingreso importante para la mayoría de las familias venezolanas hoy en día”.

Aunado a ello, está el “debate internacional de qué tan efectivas van hacer. Si nos comparamos con el tema de Irán, Corea del Norte, Cuba, las sanciones no han tenido el efecto deseado, que es un cambio, mientras que si lo comparas con las situaciones de Nicaragua o Panamá, en efecto, las sanciones forzaron un cambio hacia la democracia”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram