(Caracas 18 de enero de 2018) Luisa Ortega Díaz, fiscal general de Venezuela, destituida por la ANC,  indicó que es un delito de parte de las autoridades del Estado negarse a entregar el cuerpo de Óscar Pérez, ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y los demás fallecidos durante el operativo que se llevó a cabo en El Junquito.

Mediante su cuenta de Twitter la fiscal aseguró que el gobierno del presidente Nicolás Maduro se burla de los familiares de las víctimas. Calificó este hecho como la “Masacre de El Junquito”.

Ortega, señaló que la negativa de las autoridades militares venezolanas para entregar los cuerpos a los familiares representa una violación sistemática de los derechos humanos.

Según declaraciones de la esposa de Óscar Pérez, Danahis Vivas, el último apartado del artículo 24 no se cumple. Ninguno de sus familiares ha autorizado la cremación del cuerpo y exigen a las autoridades tener acceso para reconocer los restos.

Además, la ley establece que para proceder a una cremación se debe tener permiso emitido por la autoridad competente, además de copias certificadas del acta de defunción, documentos de identidad del fallecido y autorización de los familiares.

Con información de El Nacional

Vea esta y otras notas nacionales en Punto de Corte