Caracas, 20 de julio de 2018. Un espionaje a través de una red de mensajería social le ha costado una pena de prisión a un hombre en España.

La Sección Primera de la Audiencia de Alicante ha impuesto dos años de prisión a un hombre por un delito de descubrimiento y revelación de secretos tras declarar probado que espió el WhatsApp y reseteó el teléfono móvil de su mujer en Elche.

La sentencia le obliga también a pagar una multa de 3.240 euros y le prohíbe acercarse o comunicarse por cualquier medio con ella durante cuatro años.

Sin embargo, el tribunal le ha absuelto de siete delitos de violación, dos de amenazas, cuatro de malos tratos y uno de lesiones, por los que la fiscalía y la acusación particular reclamaban penas que en su conjunto rondaban los 78 años de prisión.

La Audiencia de Alicante citó como prueba fundamental de la comisión de este delito la confesión que hizo el acusado durante la instrucción de la causa, una declaración de la que se retractó, sin embargo, en el juicio.

El tribunal sostuvo que la intercepción de las comunicaciones de la víctima lesionaron «gravemente su intimidad», pues se realizaron «lógicamente sin su permiso», ya que «ponían de manifiesto una presunta infidelidad en la pareja» que ella pretendía ocultar al procesado.

                                                                

Lea también en Punto de Corte: Entérate como puedes enviar mensajes de Whatsapp sin tocar tu móvil


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitte@Punto_deCorteFacebook e Instagram