Inicio Entretenimiento Revelado el misterio de la ‘momia que grita’ 3.000 años después

Revelado el misterio de la ‘momia que grita’ 3.000 años después

Por María Alejandra López

[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text]

Carcas 16 de febrero de 2018-. Espeluznante.  Mientras unas momias se ven delicadamente envueltas y aparentan dormir en la eternidad, una momia tenía muchos años confundiendo a los científicos al mostrar un rostro que proyectaba un gesto de grito y angustia. El misterio fue resuelto 3.000 años después de su último aliento.

El portal Infobae relata los detalles del terrorífico hallazgo. Según recientes investigaciones realizadas por el egiptólogo y ex-ministro de antigüedades, Zahi Hawass, quien aseguró en el medio local egipcio Al-Ahram Weekly que el resultado de las pruebas ADN confirmaron se trata del príncipe Pentewere, hijo del faraón Ramsés III quien gobernó en el siglo XII a.C. La muerte del príncipe se concretó al demostrarse su papel en el asesinato de su padre y desfiló directo hacia la horca.

Con respecto a la ceremonia de momificación y uno de los aspectos que desconcertó a los científicos por décadas, fue que a diferencia de las momias dignamente envueltas en vendas de lino, acompañada de una sustancia para su preservación llamada ‘mum‘, el príncipe presentaba una ceremonia de momificación no tradicional.

Los restos del príncipe fueron envueltos en piel de oveja y tal como señalo el ex ministro de antigüedades «En la mente del antiguo egipcio … cubrirse con piel de oveja significa que no estaba limpio, hizo algo malo en su vida». Además su féretro no disponía de marcador de tumba -según la tradición de ese momento, se le asignaba un rol en la vida futura mediante ese marcador-. El cadáver también tenía sus manos y pies atados, lo que evidencia que no se le hizo el proceso de momificación tradicional.

«Simplemente lo dejaron secar en natrón y luego le echaron un poco de resina en la boca abierta«, destacó el medio Al-Ahram Weekly.

Los factores para desconcertar a los científicos fueron abundantes, aun cuando se evidenciaba el cierto «desprecio» había otro que predominaba. El cuerpo del príncipe fue enterrado con otros miembros de la familia real. Según comentó un arqueólogo de la Universidad de Long Island en el medio The Sun Bob Brier, «Dos fuerzas estaban actuando en esta momia: una para deshacerse de él y la otra para tratar de preservarlo«. 

«Por alguna razón, hubo un intento de asegurarse de que no tenía vida después de la muerte, y en otro intento, alguien se preocupó por su vida en el más allá» se lee en The Sun Bob Brier.

La momia actualmente se exhibe en un museo de El Cairo y forma parte de una exposición temporal especial que muestra partes de la colección nunca antes vista.

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=»3.0.100″ src=»https://puntodecorte.com/wp-content/uploads/2018/02/Foto-tomada-de-Infobae-1.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» always_center_on_mobile=»on» force_fullwidth=»off» show_bottom_space=»on» /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Artículos Relacionados