Inicio NoticiasNacionales Sebastiana Barráez: Régimen no dejó que obispo Mario Moronta le lavara los pies a los presos

Sebastiana Barráez: Régimen no dejó que obispo Mario Moronta le lavara los pies a los presos

Por Robert Lobo
62 Lecturas
Mario Moronta Sebastiana Barráez

Caracas 22 de abril de 2019. La periodista especializada en el área militar, Sebastiana Barráez, detalló en su artículo para Infobae, lo ocurrido con el obispo crítico del régimen, Mario Moronta, a quién le negaron el pasado Jueves Santo, la posibilidad de realizar el tradicional «lavado de pies» a los presos del Táchira.

La amistad entre Mario Moronta y el caudillo bolivariano quedó sellada dese el intento de golpe de Estado de 1992 en Venezuela, pero las opiniones del líder religioso contra el actual gobierno le valieron el impedimento de sus labores pastorales. “En una autentica democracia, eso no pasaría”, denunció

Sobre Mario del Valle Moronta Rodríguez, obispo del Táchira, Hugo Chávez dijo que merecía ser cardenal pero la cúpula eclesiástica lo tenía “exiliado”, en alusión a que desde 1999, fue nombrado en el obispado del estado fronterizo. No pocas veces fue entrevistado en el programa progobierno de José Vicente Rangel. La amistad entre Chávez y Moronta surgió desde el intento de Golpe del 4 de febrero de 1992, cuando él junto a otros dos sacerdotes fueron llamados como mediadores. Esa amistad se mantuvo y fue importante en los momentos de mayor dificultad política del mandatario, aunque para Moronta significó recibir duras críticas.

Moronta es un líder eclesiástico que siempre ha causado polémica. Lo hizo en aquella oportunidad cuando le respondió a Chávez en defensa de las autoridades de la Iglesia Católica y lo fue recientemente cuando en una carta a Nicolás Maduro, el 18 de febrero 2019, con una frase lapidaria causó ruido en los sectores del poder. “Atrévase a escuchar a ese pueblo que quiere ser tratado con dignidad y justicia, pero en paz y sin revanchismos“, le dijo.

No hubo respuesta oficial a la carta de Monseñor, pero algo le demostró que, más allá de los insultos anónimos y algunos extremistas, esa irreverencia le iba a costar un desagradable incidente.

El Jueves Santo el sacerdote se fue, como todos los años, al Centro Penitenciario de Occidente (CPO), cárcel que está en Santa Anta, Táchira y donde hay uno de los dos anexos militares del país, a celebrar ese día, compartiendo con los privados de libertad “el mandamiento nuevo del amor y la institución de la Eucaristía. Bonita manera de conmemorar el sacerdocio de Jesucristo”. Además de lavar los pies a algunos de los detenidos, explicó que con ese evento “nos acercamos a cada uno para ofrecerles un gesto de fraternidad y una palabra de aliento”.

Continúe leyendo en Sebastianasinsecretos

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Por falta de maestras madres voluntarias cubren vacantes en escuelas 22/04/2019 - 15:50

[…] Sebastiana Barráez: Régimen no dejó que obispo Mario Moronta le lavara los pies a los presos […]

Los comentarios están cerrados