Inicio NoticiasEconómicas ¡Si le pagaremos a Rusia! Reitera el gobierno y ¿ganamos tiempo?

¡Si le pagaremos a Rusia! Reitera el gobierno y ¿ganamos tiempo?

Por Indira Crespo
245 Lecturas
Venezuela default rusia Luego de anunciarse este martes 23 de enero la convocatoria para las elecciones presidenciales, el dólar en el mercado negro en Venezuela, subió en solo horas 30 mil bolívares, ubicándose en Bs. 241.664,88.

(Caracas, 16 de noviembre de 2017).- El Gobierno de Venezuela celebró la reestructuración de la deuda externa que mantiene con Rusia y ratificó la disposición de mantener su tradición histórica de país solvente.

El protocolo suscrito extiende el periodo de pago originalmente establecido para el 2022 hasta el año 2026 por un monto de $ 3.150 millones, prevé pago de 10 años con volúmenes de erogación mínimos en los primeros seis años y  lapsos flexibles.

Dicho acuerdo no incluye la deuda de Pdvsa con la petrolera rusa Rosneft, calculada en 6 millardos de dólares.

Cabe destacar que, la deuda acumulada de Venezuela se ubica en 150 millardos de dólares, de los cuales 60 millardos corresponden a bonos, 45 millardos a pasivos gubernamentales y otros 45 millardos a la deuda de Pdvsa.

El comunicado oficial del Ministerio de Comunicación e Información, reza lo siguiente:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela informa al mundo, con profundo beneplácito, que se ha firmado el día de hoy un Protocolo de Enmienda del Financiamiento vigente entre la Federación de Rusia y Venezuela.

Tal como lo anunciáramos en la reunión del día 13 de noviembre de 2017 entre el Gobierno de Venezuela y los tenedores de bonos, Venezuela propone un mecanismo confiable, abierto y organizado de recomposición de su deuda externa, para mantener su tradición histórica de país solvente que ha honrado todos sus compromisos en materia de acreencias, y superar las complejidades derivadas de las acciones de asfixia financiera impuestas por la Administración Trump, que a pedido de factores apátridas de un sector político de nuestro país, ha instaurado a través del Departamento del Tesoro del Gobierno de los Estados Unidos y de desacreditadas calificadoras de riesgo, mecanismos para obstaculizar la sana intención del Gobierno de Venezuela de cancelar adecuadamente intereses y capitales por concepto de su deuda.

El Protocolo suscrito el día de hoy comprende un paso trascendente en la estrategia emprendida por el presidente Nicolás Maduro de recomposición de la deuda externa e implica la extensión del periodo de pago, originalmente establecido para el año 2022, hasta el año 2026, con el objetivo de minimizar y distribuir en el tiempo la carga financiera. Asimismo, se flexibilizan los términos de financiamiento, que comprende 3 mil 150 millones de dólares. Esta reducción de la carga financiera redundará en lo inmediato en la liberación de recursos para atender las necesidades del pueblo venezolano y el desarrollo económico de nuestra patria.

El Protocolo firmado con el hermano gobierno de la Federación de Rusia afianza las extraordinarias relaciones estratégicas binacionales entre nuestros gobiernos y nuestros pueblos y anticipa, de manera auspiciosa, el éxito que sin duda obtendremos, cuando en fecha 20 de noviembre de 2017 se reúna la Comisión Intergubernamental de Alto Nivel Rusia Venezuela, y profundiza, aun más, los nexos de profunda amistad y cooperación labradas por Vladimir Putin, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, para la felicidad y acompañamiento entre nuestros pueblos.

“Nuevas oportunidades”

Según el vicepresidente del Área Económica, Wilmar Castro Soteldo, este acuerdo “generará nuevas oportunidades financieras para el país, que estarán enfocadas en los 15 motores productivos dirigidos a diversificar el modelo económico nacional.

Por su parte, el gobierno ruso a través de un comunicado explica que “aliviar la carga de la deuda” permitirá “utilizar los fondos liberados para desarrollar la economía del país, mejorar la solvencia del deudor y aumentar las posibilidades para que todos los acreedores recuperen los créditos ya acordados”.

Luego de este acuerdo, la población clama porque el gobierno nacional regularice las importaciones de rubros principales; tales como, medicinas, alimentos y artículos de primera necesidad, las cuales han sido reducidas al mínimo para cumplir con pagos de deuda.

Ganar tiempo y evitar el default

Anton Tabakh, economista jefe de la agencia de calificación RAEX, explicó a AFP que la operación permite “a ambas partes mantener las apariencias y ganar tiempo, ya que ahora la cuestión de la deuda venezolana no puede ser resuelta de ninguna manera”.

La reestructuración de esa deuda es una gota de agua en el endeudamiento de Venezuela, que se estima en 150 millardos de dólares, agrega Tabakh.

Igualmente opina Orlando Ochoa: “Es un alivio, pero es un alivio pequeño. No cambia las circunstancias. No ayuda ni a estabilizar la economía ni a aumentar su capacidad de pagos substancialmente”.

Por su parte, Humberto García Larralde, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y, Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, coinciden en que este acuerdo representa aproximadamente 2% de la deuda total y que la estrategia del gobierno consiste en asentar las bases para avanzar en el pago de los bonos pendientes y evitar un default.

Para García Larralde, el gobierno busca “una oportunidad para alardear, para hacer propaganda, ganar indulgencia política” y así también, “afrontar los pagos con cualquier cosa que le permita posponer la declaración de default

Rusia y China

El acuerdo es importante para Rusia en términos económicos y políticos. “Se trata de la presencia que tiene Rusia en las concesiones petroleras con Venezuela y en el suministro de armas en el tiempo”, asegura el economista Larralde.

A su vez, el jefe de Torino Capital explica que frente a la cesación de pagos en la que había entrado Venezuela, a Rusia no le quedaba más alternativa que renegociar. “Tras una cesación de pagos, las únicas opciones del acreedor son demandar al deudor o ir más allá y tratar de aceptar los términos de refinanciamiento. Eso fue lo que aceptó Rusia, pues no estaba dispuesta a demandar a Venezuela y además hay buenas relaciones y se consideran aliados, lo que facilitó la renegociación”.

China, el otro aliado comercial del gobierno venezolano, a quien se le adeudan 23 millardos de dólares, expresó a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, que “el acuerdo alcanzado entre Venezuela y Rusia para la reestructuración de la deuda de Caracas muestra credibilidad y que el Ejecutivo venezolano ha convertido sus promesas en hechos”.

Con información de: AVN, EL NACIONAL y AFP.

Vea todas las noticias sobre la deuda venezolana aquí en Punto de Corte.

 

 

Artículos Relacionados