Inicio Opinión (Opinión) Socialismo: curas de sueño, conjuros y brujerías. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) Socialismo: curas de sueño, conjuros y brujerías. Por Tony Rivera Chávez

Por Punto de Corte
148 Lecturas
Socialismo Siglo XXI- derrumbe planificado

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.0.47″][et_pb_row _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

Caracas, 24 de junio de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

El socialismo que nos martiriza es del tipo mas elemental aún cuando recibe en los círculos académicos el apodo de científico  para unir a la ironía  toda esta serie de dificultades nacidas por la  aplicación de la terquedad, brutalidad e ignorancia a la vida práctica,  negando en esta forma,  la racionalidad económica donde precisamente  es donde la derrota  del modo de producción  ha recibido el peor castigo  del capitalismo.

El milagro chino  no es otra cosa que entender ese sistema y llevarlo al elemento donde la competencia (el motor del mercado) se despojará  de viejos lastres  para en la aplicación de la economía matemática y sus derivados  hacer de la utilidad, el costo mínimo  y la ganancia, factores de crecimiento en el mercado nacional e internacional.

Es bueno recordar, que el padre de este engendro nacional dependiente  mal llamado Socialismo del Siglo XXI criticaba la existencia de esa China insaciable de Capital de grandes centros comerciales como en tímido bostezo socialista de la vieja teoría  de que los subdesarrollados eran los países ricos y “nosotros” los del Tercer Mundo los desarrollados; ataduras ideológicas para sellar las tumbas del marxismo en sus orígenes  cuando cualquier poema de lucha de clases se convertía en bomba nuclear para construir la Utopía del mundo mejor .

Basado en la negación de la negación, de la neutralidad de ciertos  procesos operativos  para incrementar la producción y las ganancias donde entra la parte del salario  como remuneración del trabajo y la plusvalía como incremento del Capital. Es tal la verdad en la vida practica,  que los países pasan de un sistema capitalista  a uno socialista y viceversa – en cumplimiento de una alternativa democrática-respetando esos principios  conocidos en las investigaciones  de operaciones  sin desechar su utilidad para perfeccionar el cálculo económico.

Solo en un país perdido en espacios y tiempos como el nuestro se puede llegar a la necesidad de pensar  que la Industria próspera puede producir más y mejor llevándola a la etapa contemplativa inoperante de cambiar la maquina por el uso del rastrillo y el buey.

Si el primer operario del socialismo era ignorante no menos lo ha sido el heredero que en sus primeros rounds nos dijo: ¡Dios proveerá! ante unas circunstancias desventajosas  que requerían del trabajo, inversión y ciencias para producir más y mejor.

El centro de estudiosos avanzados de la anti-economía se valió de un pensum donde las curas de sueños, es decir las cadenas de radio y tv, los conjuros y las brujerías han tratado de suplantar  la cibernética, la programación lineal, la econometría, la teoría de los juegos, la esperanza matemática y otros auxilios para el cumplimiento óptimo de la función objetivo para el menor costo y la mayor ganancia. Y no falto la voz del Chaman Armado que condeno la ganancia para de esta forma elogiar  su propia flojera  y agresividad ante las ciencia y sus aplicaciones.

Esta combinación de la fuerza armada, la irracionalidad y el dogma de la vagancia como factores de la soberanía nacional y el progreso social, no son instrumentos para salir con éxito del subdesarrollo y sus miserias.

Lo peor del caso es que nos hemos “moldeado” hacia un país el cual no nos aporta ningún avance para esa necesidad de establecernos  en el mercado con ventajas  para la mejor explotación de los recursos mineros petroleros, sino que nos empujan hacia la aplicación de rústicos métodos para enfrentar los problemas de la globalizacion.

El turismo con todas sus implicaciones  pareciera ser la formula  para obtener ingresos (divisas) para sin industrias capitalistas y con poca acumulación de capital necesaria pasar el tiempo en un dejar hacer y un dejar pasar al resto del mundo a la espera de la derrota al Capitalismo sin explicar el porque de China o de Rusia capitalistas  y seguir atrapados en la telaraña de la  inoperancia en pleno siglo XXI.

Visto el asunto desde las Ciencias Sociales, las matemáticas y afines  nos resulta que este socialismo del siglo XXI entro por la puerta trasera de la historia para el crecimiento y desarrollo de la sociedad sea esta cual fuera.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com  / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Artículos Relacionados

1 comentario

Anónimo 25/06/2018 - 19:49

5

Los comentarios están cerrados