Inicio Opinión (Opinión) Sociología de la corrupción. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) Sociología de la corrupción. Por Tony Rivera Chávez

Por Punto de Corte
sociología de la corrupción

Caracas, 23 de junio de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1

Hablar de ética administrativa en este País es algo realmente engorroso cuando existe una práctica tradicional hacia la filosofía (administrativa) cuyo lema en la sociología de la corrupción que es: «No me den si no ponganme donde haiga»; lo cual arranca no desde la República sino desde la llegada de nuestros ancestros españoles que en las Aduanas hicieron sus primeros ensayos  de administración fraudulenta previos los cursos con los aborígenes a los cuales los despojaron de todo.

Sin duda desde esos tiempos  se fue cultivando una afición desmedida por el contincoleo y el uso de la fuerza para agarrarse lo ajeno. Esta terrible forma de hacerse de lo impropio se vino perfeccionando y amoldando a los tiempos de escasez y bonanzas; lo que si no se ajusto a tales momentos  es la existencia de una burochorocracia que lejos de respetar tiempos y espacios en momentos de crisis es en estas circunstancias  cuando mejor realiza sus fechorías tal cual para este momento del siglo XXI.

Los corruptos no tienen una marcada diferencia con sus competidores y por el contrario se reúnen para realizar sus negocios de allí que en Política suelen ser mas falsos “que escaleras de anime” pero también son unos artistas para la simulación, maestros del cinismo y la hipocresía. Son radicales chismosos cuando están lejos de los Fondos Públicos pero en sus cercanías y bañados en ese Pozo de la Dicha son unas fieras defendiendo sus logros.

En Venezuela, hay un caso especial que no es otro que la casi muerte de la gallina de los huevos de oro llevada a términos de coma y terapia intensiva, como lo es PDVSA, a la cual llegaron no solo “rojos, rojitos” sino que para este asalto se unieron izquierdas, derechas, neutros y oportunistas de toda calaña. Ex presos del San Carlos y corruptos de las administraciones adeco-copeyanas se les veía haciendo reuniones por los lados del Parque Central con un Vendedor de Seguros para planificar el guiso (nuestro de cada día) que al principio se refería a las carteras de seguros pero que  luego viendo la facilidad se transformo en toma de la Industria. Es decir, los burochorocratas  tiene sus ambiciones pero respetan “la cofradía”con sabias alianzas para subsistir hasta siempre.

Hoy día en la existencia de un Presidente encargado que ha recibido recursos ya se han presentado vestigios  de esta “raza”nada cósmica y más bien cómica además de muy caribeña cuando se han lucrado unos cuantos picarones que no tienen nada que ver con temas humanitarios porque están desprovistos de esa ética personal y es así como el dinero es su alimento vital sin importar como se logra.

Ante el ataque de los corruptos (nada sorprendente) el Presidente(e) debe actuar en consecuencia y dar ejemplo de honestidad conformando una Brigada de Intocables con la Misión del seguimiento al detalle de Gastos e Ingresos. Este personal no puede ser de la misma naturaleza de los controlados y desde ¡ya¡ debe crear una Policía Fiscal con conocimientos en la materia pero sobre todo con conocidos aprontes de Honestidad Activa.

Se observa con preocupación que existan en el tren ejecutivo de los opositores, personajes los cuales estuvieron en administraciones pasadas y nunca se les conoció ni tan siquiera el popular “pío”contra el mal proceder de sus compañeros durante gestiones nada santas y eso los hace sino corruptos, neutrales, honestos pasivos, igualmente negativos para la transparencia en el manejo de Fondos Públicos o Privados. Depurar debe ser una  actividad ejemplarizante para que de verdad podamos decir “que vamos bien”.

No hay que olvidar en esta  lucha que Miami es un centro de negocios donde “zorros y camaleones” operan con Poder lo que se traduce en propaganda y manipulación en busca del dominio del sector necesario para seguir en el festín con los dineros públicos y esto también debe ser considerado por el Ingeniero Guaido a la hora de crear un Órgano de Control del Patrimonio Nacional.

Es difícil esta batalla pero si se convoca al País con sinceridad este sabrá responder  porque siempre existe “un odio al corrupto y un amor por el honesto”no solo como algo propio sino como deseo universal del hombre bueno.

La tarea unitaria pasa por hacer todo lo necesario por mover el molino de la decencia que permita hacer migajas de los mafiosos y sus estructuras.

Así son las cosas diría un Pastor de nubes.

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados