Inicio Opinión (Opinión) Terrorismo puro-metástasis o inoculación. Por José Gregorio El “Gato” Briceño

(Opinión) Terrorismo puro-metástasis o inoculación. Por José Gregorio El “Gato” Briceño

Por Punto de Corte
156 Lecturas

Caracas, 03 de septiembre de 2019.

Por: José Gregorio «El Gato» Briceño Torrealba

@josegbricenot

Ningún esfuerzo para lograr la salida, el enjuiciamiento y castigo de esta red de narcotiranía, terrorismo y malvivir instalada en Venezuela como país protagonista y anfitrión, con el beneplácito y atenciones especiales del tirano y su corte de bazofias destructoras de la sociedad democrática, será suficiente y es deber de los venezolanos sensatos y humanos en toda su acepción, que pongamos toda nuestra energía en esa tarea. Debemos eliminarlos, minimizarlos, fuera de nuestro país, de nuestro futuro.

Ser indiferentes, esperar a que pase algo o lo que es peor buscar entendimiento con esos vándalos es cosa estéril. No hay forma de concertar ni conciliar con quién se burla segundo a segundo del hambre y el dolor de su pueblo, no hay vía de acuerdos que no sean el enjuiciamiento y castigo de estos inhumanos que se han agremiado para aterrorizar al continente americano y por repercusión al resto del mundo.

Hasta cuándo vamos a seguir de espectadores viendo cómo se mofan haciendo teatros de su “buena fé” y luego pateando los acuerdos cuando quieren.

Luego de que se chulearon toda la diplomacia de paz promovida por el ex presidente Santos en alianza y de la mano de los maestros chulos cubanos, de lo cual sacaron la ganancia más insólita jamás vista en negociaciones algunas, visten nuevo disfraz de partido político y tendrán garantizados 5 escaños en la Cámara de Representantes de Colombia y 5 en el Senado durante las próximas dos legislaturas así no alcancen el mínimo de votos requerido. ¡Una manguangua!

Ahora, sin ton ni son y luego de dos años de ese acuerdo, el  jueves 29 pasado pudimos ver unas declaraciones de los guerrilleros de la FARC liderados por Luciano Marín Arango alias “Iván Márquez”, Seuxis Pausias Hernández Solarte alias “Jesús Santrich” y Hernán Darío Velásquez, alias “El Paísa”, anunciándole al mundo una nueva etapa de la lucha armada. Un relanzamiento de la guerrilla desde la clandestinidad, se dice y es muy posible que desde Guárico y Apure, territorio venezolano, su guarida protegida declararon estás joyitas dialogadoras y mansas palomitas de paz.

Sus prontuarios son de lujo: Jesús Santrich, solicitado por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y concierto para delinquir agravado.

Márquez quien quedó como  parte de una comisión para vigilar el cumplimiento del pacto -cosas del diálogo- y personaje encargado en su organización dirigiendo y controlando la producción, manufactura y distribución de la cocaína;  Jefe a cargo de la política de drogas de las FARC.

El Departamento de Estado de Estados Unidos llegó a ofrecer una recompensa de US$5 millones por alguna información útil para su captura.

Márquez se ubicaba para el trabajo de supervisión y control del narcotráfico en el norte de Colombia y las zonas fronterizas de Perijá, y La Guajira pero hace ya tiempo que su trabajo se facilitó  ya que el estado forajido, con la alianza que mantiene con el Cartel de Los Soles al mando de Diosdado Cabello Rondón  y su hermano José David, que es quién controla los puertos, aeropuertos y alcabalas del país le dieron luz verde para trabajar sin mayores obstáculos. Ahora está tranquilo y sin nervios moviéndose a su antojo en la patria de Bolívar, pisoteando nuestra soberanía gracias a las bondades de la narcotiranía y sus traidores.

Suficientes muestras y verdades fehacientes  de que el plan es continuar sembrando núcleos  de escuelas terroristas, sean de las FARC, de Hezbollah y cuánto grupo malhechor los secunde en saquear nuestras riquezas es bienvenido.

Entiendase que esto no es un desafío nada más para Colombia sino para toda Latinoamérica, les alertamos desde  Argentina hasta Canadá que son un enemigo siniestro y depravado que construye un imperio con excelente ubicación geoestratégica para dominar el manejo de drogas y contrabando.

Hugo Chávez abrió las compuertas a esta inundación de porquería cuando no tuvo recato para afirmar ante la Asamblea Nacional en una de sus presentaciones de  Memoria y Cuenta cuando dijo que las FARC y el ELN no eran fuerzas terroristas sino “fuerzas insurgentes” a pesar   de que disimulaba públicamente mientras ya entonces encubría la presencia de la guerrilla colombiana en territorio Venezolano.

La invasión es tan descarada que comercian sus alianzas a punta de la explotación del oro, con la vulgar complicidad de las Fuerzas Armadas Nacionales Venezolanas y todos los cuerpos policiales: o sea, el oro, la extorsiones, el narcotráfico son las grandes fuentes de ingresos para seguir impulsando el comunismo en el mundo.

El títere Maduro sigue los pasos de sus amos y les da carta abierta para todas sus fechorías, además reta a las democracias mundiales al decir en el reciente encuentro de resentidos “Foro de Sao Paulo” diciendo que son bienvenidos  cuando quieran venir que Timochenko y Catatumbo son líderes de Paz. 

Hermanos, luego de este anuncio de la FARC los que piensen que los protocolos diplomáticos  agotando las gestiones de diálogo es una solución a nuestra tragedia les digo eso sólo les da una gran ventaja a esa banda de criminales narcoterroristas para seguir ocupando espacios de poder a través de procesos democráticos, tal es el caso de las últimas elecciones presidenciales de Colombia en las que llegaron de segundo. Si siguen con ese discurso hipócrita de seguir dialogando y haciendo acuerdo de paz, tendremos dentro de poco a otros países peor que Venezuela y el comunismo ganando terreno.

Todas las instancias aliadas a la liberación de nuestro país: El Grupo de Lima, el grupo de contacto, la Comunidad Europea o la comunidad internacional en general, sino se comienza hablar de construir una alianza internacional para la liberación de Venezuela, liderada por los Estados Unidos, mañana será tarde,  pérdida de tiempo, mientras continuará el éxodo de venezolanos a nivel mundial y las bandas terroristas se seguirán imponiendo. Terroristas, bandas, pranes o malandros no entienden de paz, ni de derechos humanos, desde la cárcel del exilio pido  el cese de las negociaciones, hay suficientes pruebas de burlas e incumplimientos. Las FARC retoman las armas desde nuestro territorio y vamos a seguir dialogando.

Rechazo todo intento de negociación y me pronuncio firmemente a favor del ataque sin piedad y sin pausa a esas piltrafas con lo único que nos queda LA PLUMA Y LA PALABRA

* Punto de Corte no se hace responsable de las las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Vea otros artículos sobre el autor aquí en punto de corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

(Opinión) Terrorismo puro-metástasis o inoculación. Por José Gregorio El «Gato» Briceño – Primera Página 04/09/2019 - 02:07

[…] entrada (Opinión) Terrorismo puro-metástasis o inoculación. Por José Gregorio El «Gato» Briceño se publicó primero en Punto de […]

Los comentarios están cerrados