Inicio Opinión (Opinión) Trama de corrupción judicial en Guárico (Parte II). Por Félix Bertomolde

(Opinión) Trama de corrupción judicial en Guárico (Parte II). Por Félix Bertomolde

Por Punto de Corte
241 Lecturas
Félix Bertomolde
Caracas, 7 de diciembre de 2019.
Por: Félix Bertomolde
@memientanchico

Poder Judicial, una expresión que inspiraba respeto de tan sólo pronunciarla porque se trataba de una institución solemne, hoy día eso es un recuerdo más de los tantos que nos vienen a la mente al ver tanta miseria humana en nuestros gobernantes, dígame usted en los que administran justicia en la ciudad capital y en el interior del país, permítanme la expresión, un perraje que hace presa de su codicia a la aplicación de justicia.

Sigo conociendo las faltas, por decir lo menos, que se han hecho habituales en la circunscripción judicial del estado Guárico donde pareciera no existir santo a quien prenderle una vela, en torno al circuito penal se teje una red de corrupción que involucraría a Raimundo y todo el mundo, en esta oportunidad mi fuente me habló de una ex juez, jubilada para salvarla de la cárcel por ser del círculo íntimo de la también jubilada Presidenta del Circuito, se llama Sally y desde afuera sigue cuadrando decisiones que le reportarían excelentes dividendos.

¿De quién hablamos?

– De Sally Nathaly Fernández Machado, cédula de identidad número 9.918.893, ex juez de la Corte de Apelación, llevada allí por su socia Beatriz Zamora, la espantosa Presidenta del Circuito, luego que sacará a la jueza Carmen Leonarda Álvarez Cabeza. Sally dice ser comadre de Cilia Flores, la primera combatiente, salió por hechos de corrupción al cobrar por una causa y fue denunciada por el ex fiscal superior Justo Flores, pero fue salvada con una jubilación por su compinche Beatriz Zamora, hoy día es quien le hace el transporte a las hijas de la Zamora a todas partes.

Una corrupta de las duras. Así le escuché decir a uno de sus ex compañeros de trabajo.

Fernández, al igual que su jefa la Zamora, es una  ignorante del derecho, sus compañeros la llaman la Bruja Mayor, hicieron fiesta cuando se fue jubilada, es tóxica al máximo, sus compañeros la detestan, es hasta corrupta en la Universidad donde da clases exigiéndole a sus alumnos dinero para pasarles la materia que imparte en una cátedra que ganó a fuerza de amenazar con denunciar a su oponente de concurso Laura Rodríguez en publicar unas fotos pornográficas de esta con el entonces vice fiscal Rafael Arias.

¿Si es ignorante del derecho, cómo llegó a la Corte de Apelación?

– Como le dije, la Zamora la puso ahí, y eso porque la jueza Sally Fernández no le pudo ganar a Laura Rodríguez Sterling, hermana de otra integrante de la Corte de Apelación, Sinayine Rodríguez Sterling, quedando de tercera en la competencia con muy baja calificación, además de ser de conducta muy ligera con alumnos mucho más jóvenes que ella; nunca se pudo juramentar como jueza titular de responsabilidad penal, no pasó los 4 exámenes que exigían cuando se hacían los concursos, oral, escrito, práctico y psicológico, eso la hizo más irritable, mas resentida, más toxica, ni en la Defensa pública la querían, es muy bruta, fue denunciada muchas veces en la Inspectoría de Tribunales por errores inexcusables en el desempeño de sus funciones.

¿Podemos concluir que el suyo fue un ascenso amañado?

– Todos saben que Sally hablaba mal de sus compañeros jueces para descalificarlos y quedarse luego con sus cargos, el caso más patético es el de Carmen Leonarda Álvarez Cabeza, terminó serruchándole el puesto en la Corte de Apelación de la mano de Zamora. Aparte es una déspota, ella fue denunciada muchas veces ante sus superiores cuando era secretaria de un tribunal en La Pascua, maltrataba a los usuarios y compañeros de trabajo, pueden dar fe de ellos muchos ex empleados a quien hizo renunciar o destituir, pero sobre todo era conocida por su ignorancia supina.

¿Eso de hacerles transporte a las hijas de Beatriz Zamora es el colmo del servilismo o es que Sally no ha sabido sacarle provecho a sus actos de corrupción?

– Lo primero, para estar en la jugada. En el mes de agosto de este año 2019, viajó hasta República Dominicana a abrir una cuenta en dólares producto de la corrupción judicial que puede ser considerado como un lavado de dinero y que ese país debe investigar, ya que en EEUU no han podido hacerlo por los estrictos controles que existen y el marido de Beatriz Zamora aun cuando viaja cada 3 meses a ese país no ha podido seguir engordando esas cuentas por los controles. Hay que ubicar al Comisario Iván Simonovis y hacerle llegar está denuncia para que les anulen la Visa Americana a estas mujeres y a sus familiares.

¿Si son muchos casos, públicos y notorios, la complicidad va más allá de las instituciones y funcionarios involucrados?

– Muchos en los diferentes circuitos de Guárico, todos conocidos por la colectividad, el foro jurídico guariqueño y nacional y el TSJ. Los abogados de Guárico y la directiva  del colegio de abogados son unos lerdos, convidados de piedra, inertes  ya que tampoco se han pronunciado en contra de estas atrocidades de la mayor corrupción que se haya evidenciado haciéndose cómplices por omisión. 

¿Temor a represalias?

– Creo que sí, por los tentáculos de estas mujeres con la órganos de seguridad del Estado y que los puedan sembrar con pruebas y vincular con actos ilícitos. El miedo es libre. Por esa razón guardan silencio y no ha habido pronunciamiento sobre estos hechos alarmantes de corrupción, soborno y extorsión.

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados