Caracas, 15 de julio de 2019. El economista y premio nacional de ciencias, Víctor Álvarez, asegura que para salir de la crisis generalizada que vive el gobierno, es oportuno iniciar por un “gobierno de coalición” entre la oposición y el madurismo hasta llegar a las elecciones, en aras de atender la situación económica del país. Recalcó que los “subsidios y bajas tarifas hace tiempo que dejaron de beneficiar a los grupos más vulnerables de la sociedad”.

En entrevista para ContraPunto, el también exministro de economía durante el mandato del expresidente Hugo Chávez, explicó el panorama político, financiero y social que deben adaptarse para salir de la crisis en Venezuela.

“En las negociaciones hay que plantear el canje de las sanciones financieras por incentivos económicos a cambio de que el Gobierno aplique las reformas necesarias para enderezar el rumbo de la economía y poder superar los problemas de escasez e hiperinflación que azotan a la población (…) Para evitar que un nuevo Gobierno pierda rápidamente la confianza y el apoyo del pueblo, es necesario evaluar con sensatez la conveniencia y viabilidad de conformar antes un Gobierno de coalición que se dedique a sanear la economía y asegurar las condiciones electorales para convocar primero las elecciones parlamentarias y luego las elecciones presidenciales, de tal forma que quien resulte ganador reciba del Gobierno de coalición un país que pueda gobernar”, indicó.

Álvarez ratificó que el “subsidio a la gasolina, electricidad, agua, gas, teléfono e internet en sectores residenciales de alto nivel de ingreso y consumo resta recursos para subsidiar a los sectores más empobrecidos y necesitados. Por eso, muchos de los actuales subsidios resultan antipopulares y crean escasez, toda vez que estimulan el despilfarro y contrabando hacia países vecinos que disfrutan de los bajos precios de los combustibles venezolanos”.

El experto en economía también se refirió a las negociaciones entre oposición y madurismo que se desarrollan en Barbados, bajo la mediación del gobierno de Noruega y asegura se deben plantear “incentivos” para lograr la “solución política y pacífica”.

“En las negociaciones hay que plantear el canje de las sanciones financieras por incentivos económicos a cambio de que el Gobierno aplique las reformas necesarias para enderezar el rumbo de la economía y poder superar los problemas de escasez e hiperinflación que azotan a la población. La mediación internacional puede contribuir al logro de una solución política y pacífica a la crisis venezolana al hacer una oferta creíble al oficialismo y a la oposición a cambio de que acuerden una solución política, electoral y pacífica a la crisis”.

Lea la entrevista completa en ContraPunto.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram