Caracas, 29 de junio de 2019/.- La familia del Teniente Coronel Igbert José Marín Chaparro, exigió este sábado una fe de vida del preso político, tras 8 semanas sin saber de su estado.

El coronel en condición en retiro Igor Marín, padre del Teniente Coronel expresó que han decidido romper el silencio, “que lejos de ayudar a la causa de su violación, ha sido nuestro calvario”.

Su madre pide desde lo más profundo de su alma pide le permitan saber de su salud, darle la bendición y decirle cuanto lo aman.

El ex Comandante del Batallón Ayala, fue detenido el 2 de marzo de 2018 y según sus padres, ha permanecido en el DGCIM, pero no han podido verlo.

Marín Chaparro fue acusado de liderar un complot contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El tribunal de control que lleva su causa le imputó los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y acciones contra el decoro militar.

Sobre Igbert José Marín Chaparro circulan excelentes conceptos entre oficiales y personal civil dentro de la institución militar venezolana, donde figura como el Alférez Mayor con uno de los más altos promedios académicos en la historia de la Academia Militar de Venezuela.

La esposa del Teniente Coronel, Yocelyn Mercedes Carrizales de Marín, le envió comunicación a la Alta Comisionada Michelle Bachelet, en la que expresa, “Le pido a esa luchadora que fue y es, que abogue por nosotros e intervenga para que le conceda la justa libertad a mi esposo, no sea que el tiempo se nos agote y el Tcnel Igbert Marín Chaparro se convierta en el General Alberto Bachelet venezolano, yo en la Ángela Jeria venezolana y Manuela en la Michelle Bachelet venezolana también. Le ruego su ayuda, como le he rogado a Dios cada minuto de cada día”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram